Santiago. Tras finalizado el Te Deum en la Catedral Metropolitana, en el marco de las celebraciones de Fiestas Patrias, la Mandataria Michelle Bachelet se refirió a la homilía dada por el arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati.

Consultada sobre el mensaje para renovar la esperanza, frente al pesimismo y desconfianza en el país, la Presidenta señaló que “es muy necesario, porque la verdad es que no se justifica este pesimismo, este desaliento”.

“Aquí hemos escuchado lo que la gente espera, y la gente espera un vivir mejor, en paz y con mejores condiciones de una vida digna. Y en eso estamos trabajando. Yo creo que es muy bueno que la Iglesia nos llame a todos a mirar con esperanza, porque Chile es un país que avanza”, agregó.

A su vez, el presidente del Senado, Ricardo Lagos Weber expresó que “el arzobispo habló de esperanza y de un proyecto colectivo, y de no oír respuestas fáciles y críticas amargas”.

En relación al llamado a mejorar las pensiones, el senador afirmó que “hoy lo señaló el arzobispo, y los Te Deum evangélicos. En esas instancias también se habló el tema de las pensiones y hace cuatro semanas medio millón de chilenos desfilaron por las calles de Chile, una fuerza tranquila que nos dice que hay que hacer modificaciones. Yo soy un tipo optimista y creo que vamos a llegar a un tipo de entendimiento en estas materias”.

El vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, dijo que “creo que es un mes y un clima propicio para sumarse a la invitación del arzobispo, que veamos el futuro con optimismo, que nos ayude a cambiar ese mal ánimo, esa sensación de enojo que muchas veces estamos enfrentando”.

Respecto al llamado a respetar la concepción de la vida, Díaz aseveró que “la opinión de la Iglesia es conocida y es muy legítima, pero afortunadamente hemos construido una sociedad donde cada uno puede expresar su opinión con total libertad y en democracia, esa variedad de expresiones por parte de las instituciones, hay que dejarlas que hagan su trabajo y se pronuncien de acuerdo a los procedimientos democráticos”.