Santiago. "No nos distraigamos en polémicas superficiales". Con esta simple frase, la Presidenta Michelle Bachelet cerró su participación en una actividad en la Plaza de la Constitución, de los 25 años de la Convención sobre los Derechos del Niño

Las palabras de la Mandataria fueron interpretadas como una clara alusión a la dura semana que tuvo el Gobierno, donde temas como la falta de gobernabilidad, las diferencias en Palacio a la hora de enfrentar la movilización de los camioneros, e incluso una publicación sobre su estado de salud se tomaron la agenda.

En la ocasión, la Mandataria participó junto a niños de jardines infantiles en  "La Ronda de Chile: Por el Derecho a Jugar", en una actividad donde estuvo acompañada por la directora sociocultural de la Presidencia, Paula Forttes.

De ahí su mensaje: "Esas sonrisas que vemos en cada uno de los pequeñitos nos tiene que recordar lo más importante, por lo que vale la pena trabajar día a día".