La presidenta Michelle Bachelet salió a defender las iniciativas ligadas a la educación que planifica su gobierno sobre la base de la educación gratuita y de calidad como el recién presentado “interventor” y anunció que pronto se presentarán nuevos proyectos, un día después de la masiva marcha de los estudiantes en Santiago.

Al presentar un plan para la capacitación de mujeres trabajadoras y jóvenes, resaltó que “esto va de la manito de la reforma educacional, acuérdense que pronto vamos a mandar los proyectos de ley de la reforma”.

“El que mandamos recién es un proyecto para evitar que vuelva a pasar en Chile lo que pasó con la Universidad del Mar, una universidad que quiebra y se quedan los chiquillos sin seguir estudiando, una tremenda deuda la familia y una tremenda incertidumbre”, agregó.

Se vienen los proyectos de la reforma. Al referirse a la presentación del plan de apoyo a los estudios de los trabajadores, dijo que "hoy estamos dando un paso fundamental frente a una aspiración mayor para que el día de mañana los sistemas de capacitación, certificación y educación trabajen estrechamente unidos. Esto va de la manito de la reforma educacional".

"Acuérdense que pronto vamos a mandar los proyectos de ley de la reforma. El que mandamos recién es un proyecto para evitar que vuelva a pasar en Chile lo que pasó con la Universidad del Mar, una universidad que quiebra y se quedan los chiquillos sin seguir estudiando, una tremenda deuda la familia y una tremenda incertidumbre", apuntó.

En medio de los cuestionamientos a esa iniciativa por ejemplo desde el empresariado de la educación, dijo que "eso es parte de la reforma, pero no el corazón de la reforma, el corazón de la reforma lo vamos a estar mandando a leyes pronto porque lo queremos es una educación de calidad primero que nada, porque gratis y mala no le sirve a nadie, queremos para nuestros chiquillos y chiquillas, los niños, las niñas, los nietos y nietas, que tengan educación de calidad, ese es el primer objetivo"

En segundo lugar, precisó, la idea es "que nadie con talento y capacidad se quede fuera de la posibilidades, y que ninguna familia nunca más se quede endeuda y nunca nadie más en Chile (...) Por eso hemos dicho educación gratuita, porque no queremos a nadie endeudado hasta el cogote, y calidad".

Que el desarrollo y crecimiento entre a las casas. A propósito de la actividad a favor de los trabajadores también entró al tema del crecimiento, también estrechamente ligado al debate de la reforma tributaria, dijo que si los trabajadores están "bien calificados, bien capacitados, todos para adelante, la economía crece".

Esto, apuntó, permite que el crecimiento "no sean números grandes bonitos que vemos en la pantalla de televisión" sino que "entre a las casas de nosotros. En definitiva significa que queremos ser un país desarrollado, pero no cualquier tipo de desarrollo". Apostó por uno "inclusivo, donde las grandes cifras entran a nuestras casas".

* Vea además en Nacion.cl: Marcha: Con “un pie en la calle” la bancada estudiantil y Gaspar Rivas