Andina. El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, condenó el doble atentado con bombas registrado la víspera en Damasco, en un escueto comunicado difundido hoy por la oficina del vocero oficial de la ONU.

El texto de 45 palabras expresa las condolencias del titular de la organización mundial a los familiares de las víctimas y al pueblo de Siria y llama al cese inmediato de "toda la violencia" en ese país árabe.

Los ataques perpetrados ayer en la capital siria causaron 24 muertos y 140 heridos y considerables daños materiales en edificios de la seguridad de la Fuerza Aérea y del Departamento de la Policía Judicial.

Atentados similares, adjudicados por las autoridades de grupos terroristas como Al Qaeda, se produjeron en Damasco los pasados 23 de diciembre y 6 de enero y en la ciudad de Aleppo el 10 de febrero.

La agresión de ayer tuvo lugar en momentos en que avanzan gestiones de la ONU para la búsqueda de una solución política a la crisis en Siria.

Este fin de semana debe comenzar a trabajar sobre el terreno una misión conjunta de la ONU y el gobierno sirio con la tarea de evaluar la situación humanitaria existente en el país.

Del mismo modo, se espera la llegada a Damasco de un equipo de colaboradores del enviado especial conjunto de Naciones Unidas y la Liga Arabe, Kofi Annan.

Según anunció el propio emisario el pasado viernes, ese grupo debe avanzar con el gobierno en el análisis de las propuestas presentadas por Annan cuando visitó Siria el pasado fin de semana.

En esa oportunidad se reunió en dos ocasiones con el presidente sirio, Bashar al-Asad, y el canciller, Wallid al-Moualem, según informa Prensa Latina.