El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, criticó duramente el viernes al Gobierno sirio por sus más recientes ataques contra civiles y exigió que cumpla su promesa de detener todas las operaciones militares, dijo el despacho de Ban en un comunicado.

"(Ban) condena firmemente la más reciente escalada de violencia", sostuvo la oficina en el comunicado. "Lamenta el asalto de las autoridades sirias contra civiles inocentes, incluidas mujeres y niños, a pesar de los compromisos de Gobierno de Siria de cesar el uso de artillería pesada en centros de población", agregó.

"El plazo del 10 de abril para que el Gobierno cumpla con la implementación de sus compromisos (de cese del fuego y retiro de tropas), como lo respaldó el Consejo de Seguridad, no es una excusa para seguir matando", declaró.

Al menos 27 soldados, rebeldes y civiles sirios murieron el viernes en actos de violencia, dijeron activistas de la oposición, cuatro días antes del plazo del 10 de abril para detener el uso de armas pesadas y retirar a las tropas desde los pueblos como lo acordó el presidente Bashar al-Assad dentro de un plan de paz apoyado por la ONU.

El enviado de la ONU y la Liga Arabe, Kofi Annan, ha dicho que el Gobierno y la oposición deben dejar de pelear a las 6.00 a.m. hora local (0300 GMT) del 12 de abril, si Damasco cumple con el plazo 48 horas antes para retirar a sus soldados de las ciudades y cesar el uso de armas pesadas.

"Las autoridades sirias siguen siendo totalmente responsables por las graves violaciones a los derechos humanos y la ley humanitaria internacional", dijo el comunicado de Ban. "Estas acciones deben detenerse de una vez", agregó.

"El secretario general exige que el Gobierno de Siria cese de manera inmediata e incondicional todas las acciones militares contra el pueblo sirio", sostuvo.

El Consejo de Seguridad de la ONU, incluidas China y Rusia, el aliado más acérrimo de Damasco, respaldó unánimemente el jueves los plazos para el fin del conflicto en Siria y advirtió al Gobierno de al-Assad que consideraría "nuevas medidas" si no cumple con sus compromisos.