Washington. La bandera cubana fue izada este lunes en la embajada de La Habana en Washington por primera vez en 54 años luego de que Estados Unidos y Cuba restablecieron formalmente sus relaciones, abriendo un nuevo capítulo entre ambos ex enemigos de la Guerra Fría.

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, encabezó la ceremonia de reapertura de la embajada, un hito en el deshielo diplomático que comenzó con el anuncio realizado por los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y de Cuba, Raúl Castro, el 17 de diciembre.

Con el restablecimiento de las relaciones, que fueron cortadas por Washington hace más de cinco décadas, la embajada de Estados Unidos en La Habana fue también reabierta automáticamente y estará encabezada por un encargado de negocios.

Las diferencias no han desaparecido completamente y se espera que los esfuerzos hacia una normalización plena entre Estados Unidos y la isla de Gobierno comunista procedan lentamente. Las medidas del lunes culminaron más de dos años de negociaciones entre ambos gobiernos.