Washington. El presidente estadounidense Barack Obama, dijo que confiaba que una transición política ordenada en Egipto produzca un gobierno que siga siendo socio de Estados Unidos.

En una entrevista con Fox News este domingo, Obama dijo también que la ideología de la prohibida Hermandad Musulmana, el grupo más organizado entre los opositores al presidente Hosni Mubarak, incluía líneas antiestadounidenses.

Pero la Hermandad carece de un respaldo mayoritario, dijo.

"Es importante que no digamos que nuestras únicas dos opciones son, o bien la Hermandad Musulmana, o un pueblo egipcio oprimido", dijo.

"Lo que yo quiero es un gobierno representativo en Egipto y confío en que si Egipto avanza en un proceso de transición ordenada, habrá un gobierno con el que podremos trabajar como socio", agregó.

Obama dijo que solo Mubarak, quien llegó al poder en 1981, sabe si dejará pronto la presidencia.

"Pero esto es lo que nosotros sabemos: que Egipto no volverá a ser lo que era", dijo el presidente estadounidense.

"El pueblo egipcio quiere libertad, quiere elecciones libres y justas, quiere un gobierno representativo, quiere un gobierno responsable. Por eso lo que hemos dicho es, ustedes deben iniciar una transición ahora", agregó.

La secretaria de Estado Hillary Clinton pidió que un amplio conjunto de fuerzas políticas egipcias sean incluidas en las conversaciones con el gobierno para asegurar que se cumplan las "aspiraciones legítimas" de la gente.

En una conversación del sábado por la noche con el primer ministro egipcio Ahmed Shafik, Clinton "enfatizó la necesidad de asegurar que las aspiraciones legítimas del pueblo egipcio se cumplan, y que un amplio conjunto de actores políticos y de la sociedad civil debe ser parte del proceso", dijo el domingo el Departamento de Estado en un comunicado.

Clinton además enfatizó que los incidentes de hostigamiento y detención de activistas, periodistas y otros elementos de la sociedad civil deben terminar, dijo la declaración. No dio otros detalles de la conversación.

Pero ella también pareció atenuar la presión para que Mubarak dimita.

"Queremos ver que se inicie un proceso que lleve a una transición ordenada que tenga metas y pasos concretos que nos lleven a elecciones libres y justas", dijo Clinton a los reporteros en su avión el domingo, al regresar de una conferencia de seguridad en Munich.

El vicepresidente egipcio Omar Suleiman, un histórico jefe de la inteligencia de su país, mantuvo conversaciones sin precedentes con la Hermandad, un grupo islamista, y otros opositores el domingo.

Eso ocurría mientras los manifestantes en la Plaza Tahrir de El Cairo marcaban un "Día de los Mártires" en recuerdo de los muertos en las protestas, diciendo que intensificarían su batalla de 12 días para poner fin al mandato de Mubarak, quien ha jurado continuar hasta las elecciones de septiembre.