Vineyard Haven, EE.UU. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo el sábado que Irak "podrá trazar su propio rumbo" y señaló que el repliegue de las tropas estadounidenses de combate está ayudando a cumplir la promesa que hizo durante su campaña electoral en el 2008.

Obama, quien se encuentra de vacaciones en Martha's Vineyard, declaró en su discurso semanal por radio e internet que "la guerra está terminando" y prometió a dar apoyo a las tropas que regresarán a casa.

Recientemente, el Ejército de Estados Unidos redujo a 50.000 soldados su contingente en Irak, ayudando a cumplir la promesa de Obama de terminar con la guerra iniciada hace siete años y medio por su predecesor George W. Bush.

Las declaraciones del sábado podrían ser un adelanto del inusual discurso televisado que Obama ofrecerá el martes por la noche desde el Salón Oval de la Casa Blanca para abordar el retiro de las tropas de Irak.

"El martes, después de más de siete años. Estados Unidos terminará con su misión de combate en Irak y dará un paso importante en la responsabilidad de poner fin a la guerra", destacó el mandatario demócrata.

"Como candidato para este cargo, prometí que terminaría esta guerra. Como presidente, eso es lo que estoy haciendo", agregó.

La Casa Blanca está intentando enfatizar los logros de Obama de cara a las elecciones legislativas de noviembre para impulsar la imagen de los demócratas, quienes podrían perder asientos y quizás el control de una o ambas cámaras del Congreso estadounidense.

Con un lento crecimiento económico y un desempleo que aún tiene niveles de dos dígitos, la Casa Blanca espera que el cumplimiento de una promesa de política exterior ayude a superar la preocupación de los votantes por las finanzas.

Obama dijo que Estados Unidos había llevado a casa más de 90.000 soldados desde que asumió la presidencia y que los iraquíes ya habían tomado el control de las operaciones de seguridad en varias partes del país.

"En los próximos meses, nuestras tropas seguirán apoyando y entrenando a las fuerzas iraquíes, colaborando en misiones iraquíes de contraterrorismo y protegiendo nuestras iniciativas militares y civiles", aseveró Obama.

"Pero lo importante es que la guerra está terminando. Como cualquier otro país soberano, como una nación independiente, Irak es libre para trazar su propio rumbo. Y para fines del próximo año, todas nuestras tropas estarán en casa", sostuvo.