Washington. El presidente estadounidense, Barack Obama, logró la madrugada de este miércoles la reelección al vencer a su rival republicano Mitt Romney en la carrera por la Casa Blanca. Obama -que se impuso en Nueva York, California, Pensilvania y Ohio- estaría consiguiendo al menos 270 votos en el Colegio Electoral, lo que le asegura su reelección, destacaron las cadenas MSNBC, CNN y CBS.

El mandatario, acosado por una economía en lenta recuperación, un alto desempleo y un abultado déficit fiscal, gobernará hasta el 2017.

"Esto pasó gracias a ustedes. Gracias", escribió Obama en su cuenta de Twitter apenas MSNBC lo declaró ganador. Sus seguidores de inmediato comenzaron a festejar en Chicago, donde funciona el comando de campaña del mandatario.

No hubo comentarios de inmediato de la campaña de Romney sobre los resultados dados a conocer por las cadenas locales.

En su primer mandato, Obama logró el apoyo de los estadounidenses con el rescate de la industria automotriz y la muerte de Osama bin Laden, el líder de Al Qaeda que planeó los ataques contra Estados Unidos del 11 de septiembre del 2001.

Los primeros conteos en Ohio, Virginia y Florida mostraban un panorama muy cerrado entre ambos candidatos. Romney necesitaba ganar los tres estados para alcanzar la presidencia, mientras que Obama podía permitirse perder uno o dos de ellos y aún así obtener la reelección.

Al menos 120 millones de personas habrían votado tras una dura y prolongada campaña presidencial que puso al descubierto las diferencias entre los estadounidenses que quieren que continúe Obama y aquellos que prefieren un cambio.

La cadena CNN dijo que encuestas a boca de urna mostraban un empate en Virginia, con 49% para cada candidato.

Otras redes de televisión proyectaban que Romney era el ganador, como habían anticipado los sondeos, en estados tradicionalmente republicanos como Kentucky, Virginia Occidental, Oklahoma, Carolina del Sur e Indiana.

En tanto, Obama habría ganado en Maryland, Vermont, Connecticut, Delaware, Washington D.C., Massachusetts y en su bastión electoral Illinois. CNN proyectaba además que el mandatario ganaba en Maine, mientras que Fox lo daba como ganador en Michigan y MSNC en el estado clave de Pensilvania.

2019

La decisión de los votantes marca el rumbo del país en los próximos cuatro años en lo que respecta al gasto, los impuestos, la atención médica y los desafíos de política exterior entre los que se destacan las ambiciones nucleares de Irán y el surgimiento de China.

De acuerdo a un sondeo de Reuters-Ipsos realizado el día de la elección, uno de cada tres votantes de Obama dijo que la economía fue el tema más importante para ellos en la campaña, mientras que la mitad de los partidarios de Romney destacó ese punto.

Si bien el proceso de votación pareció transcurrir sin sobresaltos en la mayor parte del país, se registraron algunas quejas aisladas por presuntas irregularidades.

Los residentes de Nueva York y Nueva Jersey, aún golpeados por el paso de la tormenta Sandy, se encontraron con largas colas cuando fueron a votar.

En las elecciones también estuvo en juego la renovación de parte del Congreso. Según CNN, los republicanos mantendrían el control de la Cámara de Representantes.

IMPULSAR LA PARTICIPACION

Obama instó a través de una estación de música en Tampa, Florida, al finalizar un compromiso con simpatizantes afroamericanos, que votar era "central para sacar nuestra comunidad adelante". Encendida por un gasto récord en avisos de propaganda negativa, la batalla entre ambos candidatos se focalizó fundamentalmente en la lenta recuperación económica y el persistente alto desempleo, aunque por momentos se tornó personal.

La campaña de Romney expresó su optimismo este martes por lo que describió como una participación alta en zonas de Florida y Colorado que consideran que favorecían a los republicanos.

Mientras los estadounidenses se dirigían a los centros de votación, los equipos de campaña de los dos candidatos trabajaban fervientemente a último minuto para movilizar a los partidarios a emitir efectivamente sus sufragios, en un país donde votar no es obligatorio.