Santiago. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo este lunes que su país espera transferir el liderazgo militar en Libia a sus aliados en cuestión de días.

En una rueda de prensa con su par chileno, Sebastián Piñera, Obama dijo que el objetivo militar en Libia es proteger a la población civil de los ataques de las fuerzas del líder Muammar Gaddafi y no destituirlo.

Pero el mandatario dijo que la política de Estados Unidos es que Gaddafi "debe irse".

Respecto a la transferencia en las operaciones, Obama dijo: "Anticipamos que esta transición tendrá lugar en cuestión de días y no en cuestión de semanas".

El lunes, fuerzas leales a Gaddafi rodearon Misrata, el único bastión rebelde en el oeste de Libia, en un ataque que dejó al menos nueve muertos e interrumpió el acceso al suministro de agua, dijeron residentes.

La primera ola de ataques del sábado detuvo el avance de las fuerzas de Gaddafi en Bengasi e impactó las defensas aéreas de Libia a fin de permitir que aviones occidentales patrullaran los cielos del país, pero los rebeldes no han logrado avances inmediatos en el terreno.