Washington. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, firmó documentos que ratifican un nuevo tratado de armas nucleares “Start” con Rusia, un importante componente de un "reinicio" de las relaciones con Moscú.

Bajo el tratado, Estados Unidos como Rusia deben reducir sus ojivas nucleares estratégicas desplegadas a no más de 1.550 en siete años y recortar los misiles desplegados y los bombarderos a no más de 700.

El tratado entrará formalmente en vigencia el sábado cuando la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, y el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, intercambien los documentos ratificados.