El presidente norteamericano emitirá su voto hoy en Chicago. En 35 estados los ciudadanos pueden adelantar su sufragio cuando aún faltan 12 días para la elección presidencial.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, realizará este jueves una parada en su gira de 48 horas que lleva por varios estados del país, para ir a la ciudad de Chicago y convertirse en el primer presidente de la historia en ejercer su voto por adelantado.

Obama llegará a un centro comunal cercano a su casa de Chicago a las 15.25 (hora local) para ejercer su voto por adelantado, con el objetivo de seguir motivando a los ciudadanos para que vayan a las urnas y no esperen al 6 de noviembre, día de las elecciones, para hacerlo.

“No les puedo decir a quién voy a votar, es una votación secreta. Pero Michelle (Obama) dice que votó por mí”, mencionó Obama entre risas al brindar un acto de campaña en Tampa, hoy por la mañana.

“Podemos votar por anticipado en Illinois, al igual que usted puede votar ahora mismo en Florida. Por lo que he venido para pedirles por su voto”, agregó el candidato a la reelección en una de las paradas que integran el tour de 48 horas que realizó por ocho estados.

La insistente convocatoria del mandatario está centrada en que esta opción, disponible en 35 estados, va dando buenos resultados a los demócratas que están superando a los republicanos en cantidad de votos en lugares claves como Iowa o Nevada, según coinciden distintos medios de comunicación locales.

A su vez, al intentar buscar que sea cada vez mayor la cantidad de personas que voten por anticipado, los candidatos pueden reducir el riesgo de perder apoyo con la decisión a último momento de la gente de no ir a votar el día de la elección.

Un estudio realizado por el Pew Center, reveló que en estos comicios generales el número de votos por adelantado será el más alto registrado hasta ahora con cerca del 35 por ciento de ciudadanos que optarán por esta metodología, comparado con el último récord del 30 por ciento obtenido en 2008.

Chicago será además el lugar elegido por el candidato a la reelección para recibir los resultados de las elecciones nacionales la noche del martes 6 de noviembre, según informaron varios medios, aunque la campaña de Obama aún no lo confirmó.