Caracas. Algunas protestas y compras nerviosas marcaban el sábado en Venezuela, el día antes de la elección de los miembros de una polémica Asamblea Constituyente promovida por el presidente Nicolás Maduro.

La oposición llamó a sus seguidores a mantenerse en las calles para mostrar su descontento contra lo que califican como un "fraude" con la intención de consolidar una dictadura en el país petrolero.

En algunas avenidas del este de Caracas, manifestantes mantenían los bloqueos iniciados en la víspera para protestar contra la iniciativa de instalar la Asamblea, que tendrá como misión principal redactar una nueva carta magna y podrá disolver el resto de los poderes públicos.

"No sé si se ha logrado el objetivo pero por lo menos nos hicimos sentir internacionalmente", dijo Margarita López, asistente de un médico en la capital, quien se niega a sufragar en los comicios del domingo.

El comando electoral del oficialismo afirmó que ya el 98% de las mesas de votación habían sido instaladas pese a los intentos de sabotaje en algunos lugares por parte de la oposición.

"Yo no voto por eso, yo me voy a quedar en mi casita viendo series, televisión y luego vengo para acá por supuesto, al trancazo", agregó desde una improvisada barricada donde permanecía desde la madrugada.

Otras personas, en diversas zonas de Caracas, prefirieron salir a comprar alimentos por temor a la agitación que pueda ocurrir en los próximos días y se observaban largas filas en mercados y panaderías.

"Yo estoy gastando los ahorros (...) cambiarlos para poder comprar y almacenar en la casa por si pasa algo, por si de verdad nos llegan a bloquear como prevemos", dijo Néstor Escalante, un diseñador gráfico de 50 años.

Estados Unidos amenazó con sanciones económicas contra Venezuela si Maduro sigue adelante con el plan de instalar la Constituyente.

El comando electoral del oficialismo afirmó que ya el 98% de las mesas de votación habían sido instaladas pese a los intentos de sabotaje en algunos lugares por parte de la oposición.

"Han tenido un fracaso estruendoso los llamados a la violencia", dijo el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, parte del comando del oficialismo.

Una inflación de tres dígitos, sumada a una escasez de alimentos y medicinas ha aumentado el descontento en el país miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Pero Maduro ha prometido que con la Constituyente volverá la paz al país tras la "guerra económica" que dice que promueve la oposición junto con gobiernos extranjeros.