Roma. El Papa Benedicto XVI condenó este domingo la "ferocidad" del crimen organizado en la región meridional de Calabria, donde la anarquía, la corrupción y el subdesarrollo han generado una de las tasas de desempleo más altas de Italia.

El Papa, en una homilía para decenas de miles de personas en el sur de Italia, dijo que la zona parecía estar en un estado de emergencia constante y alentó los esfuerzos de los residentes locales por mejorar sus condiciones.

"Es una zona (...) en la que existen problemas graves y desestabilizadores, donde los grupos criminales desgarran ferozmente el tejido social, una tierra que parece estar en un estado de emergencia constante", reflexionó.

Calabria es el hogar de la 'Ndrangheta, considerado uno de los grupos criminales más poderosos de Europa occidental.

Los investigadores creen que el secreto grupo calabrés ha superado a la Mafia siciliana en la extorsión y tráfico de drogas en Europa y más allá.

El desempleo en Calabria, una de las regiones más atrasadas de Italia a pesar de su potencial en industrias como el turismo y la navegación, alcanza el 32% frente al 7,9% del promedio nacional. El desempleo juvenil llega hasta el 50% en ciertos lugares de la montañosa región costera.

El alcalde de Lamezia, Gianni Speranza, que ha recibido amenazas por su programa de lucha contra el crimen, describió Calabria ante el Papa como "una tierra de sufrimiento ... de desempleo inaceptable, de violencia y dramáticas injusticias".

En una valoración extrema sobre el sur de Italia recogida en cables diplomáticos de Estados Unidos escritos en 2008 y publicados por WikiLeaks este año, se describía Calabria como una región plagada de políticos inefectivos o corruptos, mafia e individuos que pagan protección a los criminales.

Los diplomáticos estadounidenses decían en sus valoraciones económicas y sociales que, si Calabria fuera independiente, sería un "Estado fallido".

El Papa instó a los calabreses a ser "fuertes, valientes y tener esperanza" al afrontar las dificultades de la región.

El volumen de negocio anual de los tres principales grupos criminales de Italia (la 'Ndrangheta calabresa, la Mafia siciliana y la Camorra napolitana) se estima en 135.000 millones de euros, según la asociación comercial SOS Impresa.

En el 2007 hubo un claro signo de que la 'Ndrangheta estaba extendiendo sus tentáculos por Europa cuando seis italianos fueron asesinados en la ciudad alemana de Duisburgo en una disputa entre dos clanes rivales.