Londres. El Papa Benedicto XVI pidió a la gente que recuerde el significado del nacimiento de Cristo en un mensaje navideño especialmente grabado para los británicos y que fue transmitido este viernes por la BBC.

Es la primera vez que el Santo Padre envía un mensaje de Navidad especialmente a uno de los países que visitó durante el año, dijo la BBC.

El Sumo Pontífice recordó su visita estatal de cuatro días a Inglaterra y Escocia en septiembre y dijo al pueblo del Reino Unido y a todo el mundo de habla inglesa que estaban en sus oraciones en esta época sagrada.

La grabación fue transmitida en espacio "Thought for the Day" (Pensamiento del día) en el programa de actualidad "Today" de Radio 4.

El espacio dura cerca de tres minutos y es habitual en el programa matinal que se transmite de lunes a sábado. Ofrece una perspectiva personal, de líderes de una variedad de denominaciones religiosas, sobre temas de interés.

"Dios siempre cumple sus promesas, pero él suele sorprendernos en la manera en que lo hace", dijo el Santo Padre en el mensaje pregrabado en el Vaticano.

"Proclamemos con alegría a quienes nos rodean buena noticia de que Dios nos ofrece liberarnos de cualquier cosa que pese sobre nosotros. El nos da esperanza, nos trae vida", agregó.

La visita del Papa Benedicto XVI al Reino Unido, la primera visita oficial papal al país, fue considerada como un éxito a pesar de que se dio en medio del escándalo de abusos sexuales dentro de la Iglesia Católica y la hostilidad de una de las naciones más laicas de Europa. El Sumo Pontífice no se refirió a los abusos sexuales en su mensaje.

Las relaciones de la Iglesia Católica con la Iglesia de Inglaterra también han estado tensas desde que el Santo Padre ofreció la oportunidad de convertirse a los anglicanos que se oponen a la ordenación de mujeres y otras tendencias liberales de su iglesia, con la posibilidad de mantener algunas de sus tradiciones.

La Sociedad Laica Nacional describió la transmisión del Papa Benedicto XVI como una bofetada en el rostro porque le dio acceso al "indiscutido, incuestionable espacio Thought for the Day".

"Podría ser un golpe para la BBC, pero es una bofetada en el rostro para miles de víctimas de abuso de sacerdotes que aún esperan justicia", dijo en su sitio en internet.