El encuentro entre Hugo Chávez y el papa Benedicto XVI, de visita oficial en Cuba, finalmente se habría llevado a cabo en el Palacio de la Revolución.

El sumo pontífice le habría dado la bendición al mandatario venezolano y expresado los deseos para una pronta recuperación del cáncer que padece y cuyo tratamiento para enfrentarlo lo adelanta en La Habana, según señaló este miércoles el periodista venezolano Néstor Bocaranda, en su blog RunRun.es.

Bocaranda indicó que en la reunión que “no duró más de cinco minutos”, estuvieron presentes los hermanos Castro, y tal como se pactó en durante un encuentro que se adelantó en México entre la Santa Sede y un enviado del gobierno venezolano, no hubo presencia de medios venezolanos, cubanos o del vaticano.

Señala el periodista venezolano que el papa, le regaló a Chávez un rosario bendito, e indicó que quedó abierta la posibilidad de una nueva reunión previa a la “celebración de la Misa Papal en la Plaza de la Revolución donde Chávez anunció que asistiría”.

El poco tiempo del encuentro, no habría permitido a Ratzinger, abogar por los presos políticos venezolanos tal y como se lo habían pedido un grupo de los mismos en una carta que le hicieron llegar al pontífice minutos después de su llegada a La Habana.