Roma. El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, sobrevivió ajustadamente el martes a una moción de censura en la Cámara Baja del Parlamento.

Pese a la victoria, el futuro del gobierno de centroderecha de Berlusconi sigue siendo incierto debido a que su escasa mayoría le dificultará aprobar leyes.