Montevideo. El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) alista fondos para combatir la violencia urbana de América Latina, donde cada día mueren asesinadas unas 350 personas, en un intento por modernizar algunas instituciones rezagadas del auge económico de la región.

Aunque los estatutos del mayor prestamista regional le impiden financiar la gestión de la seguridad, el BID sí puede trabajar en prevención, capacitación y fortalecimiento de instituciones públicas relacionadas con la seguridad, indicó el organismo en su asamblea anual, que se realiza en Montevideo.

El presidente del banco, Luis Alberto Moreno, dijo el lunes que el aumento en la inseguridad producido en la región es "una gran paradoja", ya que ha ocurrido en un período en el que América Latina consolidó sus democracias, avanzó en la reducción de la pobreza y fortaleció su gestión fiscal.

Pese a registrar casi el 30% de los homicidios en el mundo, América Latina sólo tiene 8% de la población global.

Moreno dijo que el fondo especial complementará los préstamos y asistencia técnica del banco en seguridad ciudadana.

El jefe del BID dijo que iniciativas de combate a la violencia pública han producido resultados en Colombia, Uruguay, Chile, Panamá, Jamaica y Brasil.

"Algunas ciudades en nuestra región están encontrando un camino para salir de este laberinto", indicó Moreno, poniendo como ejemplos los casos de Diadema, en la periferia de la ciudad brasileña de Sao Paulo, y Bogotá, la capital de Colombia.