Johannesburgo. El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo el viernes al presidente Barack Obama que lamentaba dejarlo lidiando sólo contra el derrame de petróleo que afecta al país pero estaba emocionado por asistir a la inauguración del Mundial de fútbol de Sudáfrica.

"Me siento honrado de estar (aquí) representando a Estados Unidos. El presidente está enojado", dijo Biden a un grupo de dignatarios en el consulado estadounidense en Sandton, cerca de Johannesburgo.

Biden, quien arribó a Sudáfrica junto a varios miembros de su familia un día antes del inicio del espectáculo deportivo, declaró al grupo que no se tomaba a la selección de su país a la ligera.

Estados Unidos debutará frente a Inglaterra el sábado por el Grupo C, y el vicepresidente Biden -con raíces irlandesas- espera estar entre los espectadores alentando al equipo que dirige Bob Bradley.

"En el espíritu de un irlandés genuino, vamos a ganarle a Inglaterra", aseguró Biden.

El derrame provocado por la compañía petrolera británica BP en el Golfo de México ha dado al presidente Obama uno de los problemas más grandes de su mandato.


El vicepresidente también ofreció sus condolencias por el fallecimiento de una bisnieta del ex presidente sudafricano Nelson Mandela, quien murió producto de un accidente de tránsito horas antes del inicio del Mundial.