Washington, EFE. El senador demócrata estadounidense Bob Menéndez negó este jueves informaciones de prensa según las cuales él intercedió a favor de un amigo y donante político que ahora está siendo investigado por el FBI por fraude.

Ante medios en español, el senador salió este jueves al paso de acusaciones vertidas en la prensa sobre una posible influencia indebida a favor del oftalmólogo de origen dominicano Salomon Melgen, en la mira de las autoridades federales por un supuesto fraude al programa social Medicare.

En ese sentido, en una mesa redonda con medios de comunicación en español en EE.UU., Menéndez afirmó que los contactos que mantuvo con las autoridades de los Centros para Servicios de Medicare y Medicaid (CMS), que administran los servicios médicos para ancianos, jubilados y gente pobre, tuvo como finalidad esclarecer las reglas para los proveedores de salud.

"Nosotros expresamos preocupaciones sobre las políticas y la ambigüedad que hacen difícil que los proveedores médicos las entiendan", explicó el senador por Nueva Jersey.

En el foro del jueves, el líder de la mayoría demócrata del Senado de EE.UU., Harry Reid, sostuvo que el Comité de Ética de la Cámara alta está revisando las acusaciones relacionadas con Medicare en contra de Menéndez, aunque aseguró que tiene "plena confianza" en él.

Según un artículo del diario The Washington Post, Menéndez contactó a las autoridades de los servicios de salud en dos ocasiones desde 2009 a propósito de una auditoría destinada a investigar si Melgen había cobrado un exceso de US$8,9 millones al gobierno por la atención en su clínica en Florida.

El diario, citando asesores de su oficina, asegura que Menéndez "se quejó ante el director a cargo de los pagos de Medicare de que era injusto penalizar al doctor (Melgen) porque las reglas sobre reclamos eran ambiguas".

Menéndez, de 59 años, es el líder hispano demócrata de mayor perfil en el Senado y fue seleccionado como presidente del poderoso Comité de Relaciones Exteriores.

Su amistad con Melgen lo ha situado en primera plana de la prensa nacional después de que se revelara que el senador hizo dos viajes a la República Dominicana en el avión privado del médico.

La semana pasada, Menéndez ya había rechazado otras versiones en las que era señalado de haber tenido relaciones con prostitutas en la República Dominicana, aunque reconoció haber viajado a ese país en el avión de Melgen.

En la actualidad, el Comité de Ética revisa las acusaciones de que Menéndez no reportó debidamente dos de los tres viajes que realizó en 2010 con Melgen, ya que la ley federal establece que los congresistas deben registrar en sus formularios financieros los obsequios superiores a los US$250.

El pasado 4 de enero, Menéndez reembolsó a Melgen un total de US$58.500 por los dos viajes, y el tercero, de US$5.400 y realizado en mayo de 2010 con fines políticos, fue pagado por el Comité de Campañas Demócratas del Senado y registrado ante la Comisión Federal Electoral.