En un almuerzo privado la alcaldesa (e) de Bogotá, Clara López Obregón, recibió a los rectores Moisés Wasserman, de la Universidad Nacional; Hans Peter Kundsen, del Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario, y José Fernando Isaza, de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, para crear un acompañamiento a la veeduría y demás organismos de control durante los contratos de la Administración Distrital.

En la reunión estuvieron presentes María Consuelo del Río Mantilla, veedora Distrital; Yuri Chillán, secretario General de la Alcaldía Mayor, y Carolina Valencia, secretaria Privada de la Alcaldía, quienes buscan alianzas académicas para garantizar la transparencia en los procesos contractuales que se llevan a cabo en el Distrito.

La alcaldesa Mayor de Bogotá (e), Clara López, dijo que va ser muy severa en el tema de vigilancia de las obras y las licitaciones que están próximas a ser adjudicadas.

“Voy a ser muy severa en la vigilancia, no para que no se contrate, sino para que se contrate bien y para que las licitaciones se adjudiquen a quienes ofrezcan las mejores garantías en la realización eficiente y cumplida de las obras y de los servicios que requieren los bogotanos”, afirmó.

Durante su discurso de posesión, el pasado viernes, dijo: “me propongo a convocar a los rectores de las universidades de la ciudad para conformar una comisión de vigilancia ética de los procesos contractuales grandes que están a la orden del día del Distrito con personas del más alto nivel, académicos, carentes de cualquier vínculo con el mundo de los negocios e integridad de toda prueba, para que al lado de los órganos de control nos ofrezcan plenas garantías y transparencia”.

López Obregón indicó que las obras contratadas, y que se encuentran en ejecución, serán objeto de su vigilancia permanente y cualquier decisión que se tome en torno a las exigencias de seguimiento y cumplimiento de las obligaciones contraídas serán puestas a los ojos de todos los bogotanos.