La Paz. En el eje troncal de Bolivia y en la ciudad de El Alto, 48% de la población está de acuerdo con que el precio de la gasolina se incremente. Así lo reflejan los resultados de una encuesta realizada por la empresa Ipsos, Apoyo, Opinión y Mercado.

El estudio de opinión se realizó en una muestra de 1.028 personas durante la primera quincena de enero, luego de que el gobierno abrogara el Decreto Supremo 0748, el cual subía el precio de los combustibles líquidos (gasolina, diésel y jet fuel) y eliminaba la subvención para su venta.

El 48% de los encuestados manifestó su aceptación a la siguiente afirmación: “El precio de la gasolina tiene que subir porque con el contrabando y la subvención el país pierde plata”.

La afirmación: “Aunque el país pierda plata, el Gobierno debe seguir subvencionando el precio de la gasolina” fue respaldada por el 40% de las personas consultadas. 12% no precisó su respuesta.

El Alto fue la ciudad con mayor porcentaje de aceptación (63%) a la primera afirmación, mientras que Santa Cruz apoyó más la segunda, con 59%.

Por otro lado, los resultados de Ipsos dan cuenta que 50% de los encuestados está “de acuerdo” y “muy de acuerdo” con que el precio de la gasolina en el país aumente “poco a poco”.

Asimismo, 42% de la muestra manifestó estar “en desacuerdo” y “muy en desacuerdo” con una elevación paulatina y 8% no dio una respuesta precisa.

En La Paz, el respaldo a esa medida fue de 59% (“de acuerdo” y “muy de acuerdo”); en El Alto, del 53%; en Cochabamba, de 67% y en Santa Cruz, de 38%. Asimismo, el rechazo fue mayoritario en la capital cruceña, con 59% (“en desacuerdo” y “muy en desacuerdo”).

En cuanto a la anulación del Decreto 0748, los resultados del estudio de opinión mostraron que 71% de la muestra apoya la decisión. Por el contrario, 25% de los encuestados rechaza la eliminación de la norma.

El gobierno dejó en manos de la población el alza de los carburantes. “Hay interesantes resultados (en la encuesta) de la recepción positiva, de la necesidad de un incremento concertado, acordado y dialogado de los carburantes”, afirmó ayer el vicepresidente Álvaro García Linera, según la agencia ABI.