La ministra de Comunicación, Amanda Dávila, dijo que la versión surgió de una mala interpretación de la prensa. "El gobierno no pensó tomar medidas de ningún tipo, ni lo consideró", explicó.

La ministra de Comunicación del gobierno boliviano y vocera presidencial, Amanda Dávila, dijo este jueves que el Ejecutivo "en ningún momento pensó" expulsar a la empresa estadounidense Coca Cola, y dijo que la versión surgió por "una metáfora" que usó el canciller David Choquehuanca y que fue mal interpretada por la prensa.

"El gobierno no pensó en ningún momento tomar medidas de ningún tipo, ni lo consideró, contra Coca Cola, una empresa privada. Lo informado no tine nada que ver con una decisión tomada contra esa empresa de refrescos", enfatizó Dávila en declaraciones telefónicas a Télam.

La ministra destacó que Choquehuanca "formuló esa metáfora hace más de un mes, al señalar que el 21 de diciembre es una fecha en que concluye una era para los calendarios indígenas en varios países, entre ellos el maya y el aimara, y empieza otra de prosperidad y paz".

"Choquehuanca agregó que es como si fuese el fin de la Coca Cola y el comienzo del mocochinche, un refresco de durazno seco, muy popular en Bolivia", aclaró Dávila.

Según la ministra, "la prensa no entiende la lógica indígena interpretando a Choquehuanca, en sus dichos de hace más de un mes".

Eso fue "interpretado de manera racista por varios medios de prensa, sin comprender la lógica del pensamiento indígena y en forma antojadiza", destacó.

"Por otra parte, creemos que en este tema hubo una actitud muy racista de pequeños grupos frente al gobierno", agregó la vocera del presidente Evo Morales.

Según la ministra, "la prensa no entiende la lógica indígena interpretando a Choquehuanca, en sus dichos de hace más de un mes".

Este miércoles, apuntó, esa "metáfora", transformada en supuesta decisión del gobierno boliviano, fue recogida y difundida por una agencia internacional de noticias.