La Paz. Un polémico proceso en Bolivia para elegir jueces por voto universal, parte de las reformas impulsadas por el presidente izquierdista Evo Morales, avanzó otro paso este lunes al revelarse que se inscribieron más precandidatos de lo esperado por el oficialismo y la oposición.

El registro preliminar, que concluyó en la noche del domingo, arrojó 581 abogados inscriptos como postulantes, para festejo del Gobierno y en medio de críticas de la oposición que ve la iniciativa como un intento del Movimiento al Socialismo (MAS) de Morales por copar las cortes.

De esos aspirantes, la oficialista Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) seleccionará a los 125 candidatos para los históricos comicios convocados para octubre, considerados clave para la serie de reformas impulsadas por Morales.

La oposición ha descalificado el proceso, sin precedentes en la historia del país, denunciándolo como un plan destinado a llenar los tribunales con militantes del MAS y había pronosticado que no habría suficientes precandidatos.

"La campaña de desprestigio lanzada por sectores de oposición impidió la inscripción de más candidatos, pero aún así la cifra de inscritos supera toda expectativa", dijo a reporteros la oficialista presidenta de la comisión de Justicia Plural de la Cámara de Diputados, Cecilia Ayllón.

La diputada opositora Norma Piérola, que la semana pasada había sugerido un aplazamiento de la elección judicial "por falta de candidatos", dijo que la presentación de aspirantes a último momento no garantizaba buenas candidaturas.

"Han aparecido más candidatos de lo esperado, pero como habíamos advertido muchos destacados abogados independientes no se han inscrito porque no confían en este proceso", dijo a reporteros la legisladora, una de las portavoces de la oposición derechista.

El MAS, en su segunda gestión gubernamental consecutiva bajo el mandato de Morales, controla con más de dos tercios de votos la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), siete de los nueve gobiernos autónomos de departamentos y más del 70 por ciento de los 336 municipios.

A la elección popular de 28 jueces nacionales convocada para el 16 de octubre concurrirán sólo 125 candidatos seleccionados por la ALP de entre los 581 aspirantes, incluidas 190 mujeres, que se registraron hasta el domingo.

Ayllón hizo la declaración minutos antes de iniciar la revisión de documentos de los candidatos, en una etapa que concluirá a mediados de julio con la selección por el pleno de la ALP.

Más de una veintena de actuales jueces, entre ellos el presidente del Tribunal Supremo Jorge Von Borries, registraron sus candidaturas, en una decisión que analistas políticos calificaron como un respaldo del aparato judicial a la reforma emprendida por Morales.

Con la elección mediante sufragio de jueces nacionales se acabaría con el anterior procedimiento de designación de jueces nacionales en Congreso, órgano sustituido por la ALP desde la aprobación hace dos años de una nueva Constitución de línea indigenista y socialista, que estableció la elección judicial.

Ayllón ratificó que los precandidatos -quienes formalmente no deben tener militancia política- podrán hacer campañas personales sólo hasta que la ALP seleccione a los candidatos finales.

Posteriormente, en los tres meses previos a la elección, estará prohibido el proselitismo y habrá inclusive restricciones para entrevistas en los medios, que organizaciones de periodistas han denunciado como inconstitucionales.

El Tribunal Supremo Electoral deberá realizar una campaña de divulgación de los méritos de los candidatos.