La Paz. Bolivia buscará en la Asamblea de la Organización de los Estados Americanos (OEA) la ratificación de la Resolución de 1979, que dice que la demanda marítima es un tema de “interés hemisférico”, que requiere una “solución equitativa” y respalda “un acceso soberano y útil” al mar.

El anuncio lo hizo el vicepresidente de Estado, Álvaro García, quien aseguró que un acceso soberano al mar para Bolivia logrará la integración del continente americano.

“Recogemos la señal de la OEA y vamos a buscar que la resolución de 1979 se ratifique, porque se trata de un tema que debe ser resuelto de una buena vez. No se puede arrastrar otros 100 años más esta herida, esta deuda que fue resultado de una agresión y de una injusta guerra. Ésa será la garantía para una férrea unidad de nuestro continente”, afirmó García Linera.

En 1979, en su noveno periodo de sesiones, la Asamblea de la OEA, desarrollada en La Paz, aprobó con el voto de todos sus miembros —excepto Chile— el apoyo continental a la demanda marítima de Bolivia.

“Es de interés hemisférico permanente encontrar una solución equitativa mediante la cual Bolivia obtenga acceso soberano y útil al océano Pacífico. Se recomienda a los Estados (Bolivia y Chile) a que este problema se resuelva más inmediatamente, que inicien negociaciones encaminadas a dar a Bolivia una conexión territorial libre y soberana con el océano Pacífico. Tales negociaciones deberán tomar en cuenta los derechos e intereses de las partes involucradas”, expresa parte de la Resolución de 1979.

El apoyo regional a Bolivia se repitió hasta la Asamblea de 1989 en Washington. Debido al constante respaldo, la OEA resolvió que el tema marítimo sea inscrito en todas las agendas de las asambleas para recibir información sobre el avance de las negociaciones entre Bolivia y Chile.

Durante las sesiones de 1979 y 1980, Chile apoyó la resoluciones, empero, no las ratificó formalmente. La Asamblea de la OEA, que se desarrollará entre el 5 y 7 de junio en El Salvador, ya incluyó el reclamo boliviano sobre el mar en su agenda.

El titular de la Dirección Estratégica Marítima, Rubén Saavedra, anunció el 29 de mayo que el gobierno de Evo Morales acusará a Chile en la 41 sesión de la OEA por incumplir las recomendaciones que resolvió el ente multilateral sobre la demanda marítima con soberanía.

Ésta será la primera arremetida de Bolivia ante un ente multilateral luego del anuncio que realizó el 23 de marzo el presidente Evo Morales de recurrir a tribunales y organismos internacionales para conseguir un acceso con soberanía al océano Pacífico.

Al respecto, una fuente del órgano Ejecutivo indicó que el canciller David Choquehuanca explicará los motivos del viraje que tomó Bolivia respecto al tema marítimo.

“Denunciará el incumplimiento de Chile y mostrará que en los años de negociación Bolivia no logró soberanía, pese a las recomendaciones de la OEA”.

Para contrarrestar la posición boliviana, el gobierno de Chile realizó una antesala a la cita de la OEA al “más alto nivel”.

El presidente Sebastián Piñera, según el diario La Tercera, conversó en Roma, Italia, con la mandataria argentina, Cristina Fernández, sobre la posición chilena respecto al tema marítimo.

También, el canciller del vecino país, Alfredo Moreno, intentó con sus colegas de la región desahuciar la demanda de Bolivia.

García Linera también abrió la posibilidad de que Bolivia presente su reclamo marítimo en la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur). “Todo lo que contribuya a una salida de Bolivia al Pacífico con soberanía es bienvenido en el marco del diálogo”, subrayó.