La Paz, EFE. El gobierno de Bolivia ha cumplido con el trámite de comunicar a la OEA su adhesión sin reserva al Pacto de Bogotá de 1948 para allanar la demanda legal que será presentada contra Chile para reclamar una salida soberana al Pacífico.

El ministerio boliviano de Exteriores indicó este jueves en un comunicado que su embajador ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Diego Pary, formalizó el miércoles la adhesión en Washington.

El documento presentado en la OEA se denomina Instrumento de retiro de la Reserva al Artículo VI del Tratado Americano de Soluciones Pacíficas-Pacto de Bogotá, de 1948.

Según el comunicado del ministerio de Exteriores, el secretario general de la OEA, el chileno José Miguel Insulza, "expresó su satisfacción por el retiro de la reserva porque ello contribuye a la plena aplicación de los instrumentos internacionales".

El retiro de la reserva permitirá a Bolivia, según el gobierno de Evo Morales, plantear la aplicación plena del Pacto de Bogotá para buscar en la Corte Internacional de Justicia de La Haya el reconocimiento de su derecho a reclamar a Chile una salida al mar.

Bolivia perdió 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros cuadrados de territorio en la guerra del Pacífico que comenzó con la ocupación del litoral boliviano por tropas chilenas en 1879.

Morales ha señalado que este mes será presentada la demanda en La Haya, aunque su gobierno ha preferido mantener en reserva la fecha y el fundamento jurídico de la misma.

El gobierno de La Paz también señaló que en la próxima Asamblea General de la OEA, que se celebrará en junio en Guatemala se hará un informe sobre la situación del problema marítimo de Bolivia.