La Paz. El presidente de Bolivia, Evo Morales, conmemoró este lunes 79 años del cese de hostilidades con Paraguay en la denominada "Guerra del Chaco" y dijo que "nunca más" debería haber un conflicto armado entre países hermanos.

En ocasión del aniversario del conflicto bélico, entre 1932 y 1935, Morales llamó a los bolivianos a encarar la lucha contra la recolonización de potencias que buscan adueñarse de los recursos naturales de las naciones.

Morales también rindió un homenaje a los ex combatientes de la Guerra del Chaco que entregaron su vida para proteger la región donde están los mayores reservorios de hidrocarburos bolivianos.

"Cuando se trate de recordar esta fecha, conocida como cese de hostilidades, siempre debe ser para una reflexión para las futuras generaciones", dijo el mandatario.

Hizo ver que "nunca más" deberían haber un conflicto armado "entre países hermanos por intereses de las transnacionales".

En un acto cívico militar en Villa Montes, en el departamento de Tarija, al sur de Bolivia, Morales consideró que más que una guerra entre dos países hermanos fue una "guerra entre dos petroleras transnacionales".

Según Morales, una petrolera de Estados Unidos estaba afincada en Bolivia, y otra de nacionalidad inglesa, en Paraguay, pero ambas pugnaban por el control del negocio de los hidrocarburos.

"Estos hechos no deben repetirse, por eso nacionalizamos nuestros recursos y no debemos entregarlos a las empresas transnacionales", agregó.

Reivindicó la nacionalización de los hidrocarburos, que su gobierno ejecutó en 2006, y dijo que hoy este sector es el motor principal del desarrollo económico y social de Bolivia.

"Nuestro máximo reconocimiento a los beneméritos y sus familias. Esa lucha de antes no fue en vano. Quiero que sepan que mientras hayan políticas de recolonización o políticas de invasión, la lucha en todo el mundo seguirá", manifestó.

Ratificó la posición de su gobierno de ser pacifista como los establece la Constitución Política de Estado boliviano.