Bolivia. El ministro de Defensa boliviano, Reymi Ferreira, habló este martes con la prensa luego de que Chile le negase la entrada al país este lunes. “No me quita el sueño, no vamos a ir y punto“, dijo.

La autoridad pretendía viajar a la región de Tarapacá para reunirse con los nueve funcionarios de su país que se encuentran detenidos y acusados de robo con violencia y contrabando, entre otros.

Luego de que el canciller Muñoz dijese que si Ferreira “se disculpa formalmente, estamos dispuestos a reconsiderar su ingreso”, el ministro boliviano aseveró: “Que le vaya a pedir disculpas a su abuela, yo no tengo porqué pedir disculpas por algo que no he dicho, de lo que a él le han informado, que lea bien antes de emitir sus opiniones”.

“No nos quita el sueño, es su decisión. Como no nos han dado la visa, no vamos a ir y punto”, pronunció añadiendo que los argumentos por los que le negaron el acceso son “falaces” como los que Carabineros empleó para arrestar a sus compatriotas.

Ferreira exclamó que el “entorno pinochetista le está haciendo un profundo daño a Bachelet, quizá por eso solo tiene el 20% de aceptación”.

“Actitud prepotente”. La autoridad recordó ante la prensa que, cuando era dirigente universitario, viajó “sin problemas” a Chile en la época de la dictadura.

En cambio, lamentó que “existan actitudes prepotentes, soberbias y absurdas”, y reiteró su intención era “solo visitar a los detenidos para ver si están bien. El gobierno de Michelle Bachelet es peor que la dictadura de Pinochet”.

Por último, el encargado de la cartera boliviana de Defensa explicó que en ningún momento declaró que no se debían consumir productos de nuestro país: solamente compartió -en su cuenta privada en Facebook- una imagen que instaba a no consumir productos de contrabando que vienen desde Chile.

“Hace años que tratan mal a nuestros camioneros y, hace unas semanas, nos retiraron una bandera en un edificio que pertenece al consulado boliviano en Antofagasta. Si creen que por tratarnos mal vamos a retroceder en nuestra demanda marítima, están equivocados”, proclamó Ferreira.