A la protesta de la COB, iniciada el miércoles 6 de abril por maestros, mineros, salubristas y universitarios, el jueves se sumaron jubilados y trabajadores municipales. Este viernes podrían seguir ese camino las esposas de suboficiales, clases y policías.

A diferencia de anteriores jornadas, la de este jueves fue la más violenta, porque las organizaciones sociales afiliadas a la COB causaron destrozos en el ornato público de la urbe paceña.

“Los bloqueos y marchas que protagonizaron las organizaciones sociales causaron daños en jardineras, separadores de vías y áreas verdes de las arterías que unen la zona Sur y el centro paceño”, informó la subalcaldesa del Sur, Jannet Ferrufino.

La situación fue parecida en el centro de la urbe paceña. Los marchistas tumbaron un árbol en la avenida 16 de Julio y en la rotonda de la avenida René Zavaleta, que distribuye el tráfico vehicular entre la ladera Este y el centro, los maestros y los trabajadores en salud causaron destrozos en jardineras y separadores de vías.

Para este viernes, los sectores movilizados anunciaron nuevas protestas, a las que se sumarían otros sectores. 

Los sectores afiliados a la COB exigen al gobierno un incremento salarial del 15%, cinco puntos más del aprobado por el Ejecutivo. Mientras, el sector salud pide la derogatoria del artículo 23 de la Ley Financial, porque considera que establece la confiscación de sus recursos económicos.

En Oruro, Potosí, Chuquisaca, Pando y Beni, los trabajadores bloquearon rutas interdepartamentales y en Tarija una marcha y posterior gasificación afectó las actividades del Presidente.

En otras ciudades capitales, los bloqueos y las marchas se sucedieron durante todo el día. A pesar de la extensión de las protestas, los sindicalistas rechazaron otra invitación al diálogo e insisten en hablar con  Morales. Hasta el cierre de la presente edición, ni el Gobierno ni la dirigencia de la Central Obrera Boliviana se reunieron para reiniciar el diálogo.

Por la tarde, el secretario ejecutivo de la COB, Pedro Montes, dijo que en ampliado se decidió rechazar nuevamente la invitación del gabinete de ministros para una reunión desde las 14.00 horas. La principal exigencia de los cobistas es que el Presidente participe de las negociaciones.

Este jueves en la noche, el ministro de la Presidencia, Óscar Coca, convocó nuevamente a la mesa del diálogo a la dirigencia de la COB y les dijo que este tema puede ser resuelto con la presencia de los dirigentes y de las autoridades gubernamentales. “La población es víctima” de las protestas y es necesario resolver este problema, insistió.

Huelga de hambre. El secretario ejecutivo de la COB, Pedro Montes, advirtió este jueves que en caso de que las demandas de los trabajadores no sean escuchadas por el gobierno, la dirigencia cobista podría ingresar en huelga de hambre.

La Policía encontró este jueves cajas con “cachorros de dinamita” en cuatro buses que prestan servicio interdepartamental. La dinamita era trasladada por un grupo de mineros que llegó de Oruro.

Marchas y bloqueos en el aniversario de Tarija. Las movilizaciones de sectores asalariados en Tarija impidieron el normal desarrollo de las actividades previstas en ocasión de la efeméride departamental. Los sectores afiliados a la Central Obrera Departamental tomaron desde la mañana la plaza Luis de Fuentes y el operativo policial para desalojar a los movilizados terminó en una gasificaciónl que incluso afectó la participación en estos actos del presidente Evo Morales.

El secretario de conflictos del magisterio rural de Tarija, Daniel Flores, denunció que al mediodía la Policía reprimió con agentes químicos a varios sectores que se encontraban en la plaza principal, incluso con mujeres y niños.

Por la tarde del jueves, los mismos sectores se apostaron en la plaza central para hacer una vigilia cercando la Asamblea Legislativa Departamental donde se debía realizar un acto por la efeméride departamental y el Presidente debía ser declarado huésped ilustre.

Por la mañana, una marcha de protesta de los trabajadores sorprendió a Morales cuando éste se encontraba presenciando el acto cívico de la efeméride de Tarija en la ciudad de Yacuiba. La Policía tuvo que lanzar agentes químicos para dispersar a la muchedumbre.

Debido a la gasificación, el mandatario fue evacuado de la Plaza de Armas de la ciudad de Yacuiba por su cuerpo de seguridad, informó la Agencia Fides. Para este viernes, los sectores movilizados anunciaron nuevas protestas, a las que se sumarían otros sectores. La presión continuará hasta que la COB logre respuestas.