El viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, César Navarro, informó de que la cumbre de Cochabamba congregará a 400 delegados de diferentes sectores e instituciones del país.

Rodolfo Machaca, dirigente de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), señaló que su organización asistirá con 50 delegados, entre ejecutivos nacionales, departamentales y regionales.

Los colonizadores, según el dirigente Gustavo Aliaga, inscribirán 100 representantes, al igual que el Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq), de acuerdo con el dirigente Sergio Hinojosa. La ejecutiva de las mujeres campesinas Bartolina Sisa, Julia Ramos, anunció que anotará a diez representantes del sector.

Además de los 260 delegados de las cuatro organizaciones sociales afines al oficialismo, participarán las restantes 20 organizaciones de la oficialista Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam), entre ellos jubilados, maestros rurales, trabajadores petroleros, cooperativistas, mineros, COR de El Alto y mineros.

Iniciativa. El empresariado y la Central Obrera Boliviana (COB) expresaron interés en participar de la cumbre. El dirigente cobista Ramiro Leaños sostuvo que, aunque no fueron invitados, entre el 5 y 7 de diciembre definirán el número de delegados.

El dirigente de la Asamblea del Pueblo Guaraní (APG), Jorge Mendoza, no descartó la presencia indígena, aunque aclaró que no hubo, hasta el momento, ninguna invitación oficial. “Evaluaremos nuestra asistencia”.

La Confederación Indígena del Oriente Boliviano (CIDOB) y la Asamblea del Pueblo Guaraní (APG) están distanciadas del oficialismo, como consecuencia de la marcha que logró la aprobación de una ley que vetó la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos por el TIPNIS.

Participación. Navarro explicó que en la cumbre habrá representación política del Estado, sociedad civil, obrera, empresarios, universidades, gobernadores y asambleístas de los nueve departamentos, delegados de alcaldías y los presidentes de las cámaras de Diputados, Héctor Arce, y de Senadores, René Martínez.

Machaca indicó que las organizaciones financiarán su traslado hasta la sede del encuentro, Cochabamba. Dejó en manos del Gobierno el pago de refrigerios.

La agenda tocará los temas de estabilidad laboral; seguridad y soberanía alimentaria; tierra y territorio; políticas sociales; salud, educación y vivienda; seguridad ciudadana; celeridad legislativa; comunicación, y autonomías.

La cumbre social tendrá tres etapas. La primera se desarrollará del 12 al 14 de diciembre, y estará abocada a formar las comisiones de trabajo. Éstas se enmarcarán en las propuestas entre el 15 de diciembre y el 8 de enero, para finalmente entre el 9 y 11 de enero aprobar la agenda.

Aliaga consideró que la agenda debe ser aprobada por votación.

La cumbre y los medios. El presidente Evo Morales informó este lunes de que el tema de los medios de comunicación será parte del debate de la cumbre. Los gremios de la prensa cuestionaron la decisión y recordaron que está vigente la Ley de Imprenta.

La COB y los empresarios preparan propuestas

La Central Obrera Boliviana (COB) y los empresarios preparan, por separado, las propuestas que presentarán en la cumbre social del 12 al 14 de diciembre en Cochabamba. El sector privado insistirá en un pacto por la producción y el empleo, mientras que los cobistas plantean la redacción de una Nueva Política Económica y Social (NPES) para el país.

El presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Daniel Sánchez, declaró a la estatal emisora Patria Nueva que para generar más producción y empleo es necesaria la aprobación de leyes, como la de Inversiones, Trabajo, Minería y Bancos. “Estas leyes van a ir a reforzar el pacto relacionado a la producción y al empleo en el país”, explicó el empresario.

Ramiro Leaño, secretario de Organizaciones de la COB, informó de que hasta ayer no recibieron ninguna invitación para participar del encuentro, aunque añadió que acudirán a la cita sin invitación.

El dirigente anunció que propondrán que el espíritu de la NPES debe apuntar a la reactivación del aparato productivo para la generación de empleo. Entre la COB y el Gobierno queda por resolver la redacción de la nueva Ley del Trabajo, la reestructuración de la Caja Nacional de Salud (CNS) y el aumento salarial para 2012, explicó.

La CEPB convocó a sus afiliados para hoy, a las 15.30, a una reunión donde precisarán los planteamientos, explicó Óscar Calle, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC). La COB convocó para el 5 y 6 de diciembre a un ampliado para definir sus propuestas. Leaño aclaró que su sector “no busca la caída del presidente Evo Morales”.