La Paz. El gobierno boliviano denunció una “intervención ideológica” de parte de la agencia de cooperación de Estados Unidos (Usaid, por sus siglas en inglés) y amenazó con adoptar medidas si no cesan en este tipo de campañas

"Eso ya no se puede tolerar y hemos hecho la denuncia pública y si no cambian de actitud tenemos que tomar decisiones", afirmó el vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, en declaraciones que reproduce la estatal Agencia Boliviana de Información (ABI).

Según García, el gobierno boliviano ha podido comprobar que las organizaciones sociales que han estado en conflicto en los últimos meses han estado relacionadas con Usaid o con ONG vinculadas a ésta.

Se trata de "una penetración ideológica política en las organizaciones sociales con pensamiento racista, de derecha, imperialista, conservador, antipatriótico, antiboliviano y no vemos cambio de actitud”, dijo el vicepresidente.

Desde 2008, el presidente Evo Morales ha acusado a la agencia de cooperación estadounidense de conspirar contra su gobierno, lo que derivó en la expulsión mutua de los embajadores de ambos países.

La denuncia se produce en momentos en que ambos países negocian una nueva plataforma para retomar la relación bilateral.