El director de Reivindicación Marítima (Diremar), Rubén Saavedra, fue el encargado de hacer conocer la posición boliviana frente a la expresada por el canciller chileno, Alfredo Moreno, quien afirmó que “no se le debe nada” a Bolivia y que, por el contrario, están dispuestos a facilitar el acceso sin soberanía al Pacífico.

Luego de reunirse con una delegación de ex cancilleres, Saavedra ofreció una conferencia de prensa en la que acusó al gobierno chileno de incumplir el Tratado de 1904 en lo relativo al libre tránsito, pese a que Moreno expresó en sus últimas declaraciones que cada país debe tener muy claro sus “derechos y obligaciones”.

“Hace seis años, Bolivia ha solicitado a Chile el uso de los puertos de Iquique, hasta el día de hoy no se tiene una respuesta positiva”, denunció y añadió que a ello se suma el hecho de que hace 16 años no existe conexión vía ferrocarril Arica-La Paz.

El Tratado establece en el artículo VI que la “República de Chile reconoce en favor de la de Bolivia y a perpetuidad, el más amplio y libre derecho de tránsito comercial por su territorio y puertos del Pacífico”. El artículo III refiere que, “con el fin de estrechar las relaciones políticas y comerciales de ambas Repúblicas, las Altas Partes Contratantes convienen en unir el puerto de Arica con El Alto de La Paz por ferrocarril, cuya construcción contratará a su costa el Gobierno de Chile”.

Otra muestra de la actitud de incumplimiento de compromisos, es el pedido que se conoce hará Santiago a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para ampliar por ocho años el plazo del desminado de sus fronteras, entre ellas con Bolivia, que debía cumplir en marzo del 2012 de acuerdo con el Convenio de Otawa que firmó, sostuvo. “Nos parece ejemplo muy claro de que ese país no cumple sus compromisos”, cuestionó la autoridad.

Saavedra también recordó al gobierno de Sebastián Piñera que la historia registra hechos como las negociaciones de 1950, 1975, 1987 y la agenda del 2006, donde está inscrita la temática del mar, que demuestran la existencia de un tema pendiente.

Añadió que la Organización de Estados Americanos (OEA) se pronunció en reiteradas ocasiones a favor de una resolución del diferendo bilateral. En este mismo foro internacional, el 2011, 13 países abogaron por una solución del diferendo.

"La propia historia muestra con claridad que Chile tiene deudas con Bolivia. La principal deuda que tiene con Bolivia es el acceso que debe tener nuestro país al océano Pacífico”, afirmó la autoridad encargada de perfilar la demanda contra el país vecino en el Tribunal de La Haya.

El gobierno del presidente Evo Morales anunció el 23 de marzo, Día del Mar, que llevará a tribunales internacionales el litigio que se arrastra desde hace 132 años. A partir del anuncio, autoridades chilenas condicionaron el diálogo a dejar la demanda.

Cinco meses estuvo congelado el diálogo. A iniciativa de Morales, se concretó el jueves una reunión con su colega chileno en Lima, de la que no se emitió un comunicado oficial. Saavedra explicó que el encuentro es una muestra de la buena fe del Estado y que el diferendo “va a ser resuelto, ya sea a través del diálogo bilateral o por lo anunciado el 23 de marzo, los tribunales internacionales”.

Negociación de 1975. Los extintos dictadores Hugo Banzer y Augusto Pinochet negociaron en 1975 una salida soberana al Pacífico a través de un corredor al norte de Arica. Las negociaciones no prosperaron porque Perú planteó soberanía compartida en un punto del tramo y Chile pidió una compensación territorial.

Saavedra informó sobre avance de la demanda. El director de Reivindicación Marítima (Diremar), Rubén Saavedra, informó que en la reunión que sostuvo este lunes con la delegación de ex cancilleres se explicó el avance de la preparación de la demanda marítima ante tribunales internacionales.

“Se les presentó un informe administrativo (...) y también se les informó sobre las tareas desarrolladas en cuanto al avance de la demanda marítima que el Estado boliviano presentará ante tribunales internacionales”, dijo.

En la cita estuvieron los ex cancilleres Armando Loaiza, Javier Murillo, Édgar Camacho Omiste y Carlos Iturralde. El encuentro comenzó a las 11.00 y concluyó a las 13.00. Junto a Saavedra estuvo el vicecanciller, Juan Carlos Alurralde.

Esta es la segunda vez que ex cancilleres se reúnen con personeros del Gobierno para evaluar la demanda contra Chile.

El primer encuentro fue el 14 de junio en el Palacio de Gobierno; siete excancilleres apoyaron la política trazada por el presidente Evo Morales y formaron un Consejo Consultivo. Morales informó el 23 de marzo de la decisión de ir a tribunales internacionales para recuperar una salida soberana a las costas del Pacífico.

Saavedra es el encargado de perfilar la demanda. En el encuentro de ayer, según reportó Diremar, también se informó sobre la socialización que se hará de la estrategia boliviana.

Los ex cancilleres participarán en foros y coloquios vinculados con este tema. Hasta el momento no se conoce cuándo se presentará la demanda, sin embargo, se informó que se digitalizaron más de 3.000 documentos históricos para respaldar la iniciativa legal.