El gobierno del presidente de Bolivia, Evo Morales, confirmó la devolución a partir del próximo miércoles de 550 vehículos robados en Chile.

El vicecanciller Juan Carlos Alurralde explicó a la prensa que el miércoles se prevé que lleguen al Regimiento fronterizo Curahuara de Carangas entre 250 y 300 vehículos, que serán devueltos al gobierno chileno.

También serán devueltos, pero en una fecha posterior, autos robados a Argentina, Brasil, Paraguay y Perú, dijo Alurralde.

Añadió que el traslado de los vehículos hasta Tambo Quemado será un gran "operativo logístico", con costos que absorberá el Estado boliviano.

"Tenemos que encarar gastos porque hay vehículos que tendrán que ser trasladados desde las fronterizas con Brasil, Puerto Suárez, Yacuiba, Riberalta o Cobija", manifestó el funcionario.

Añadió que la devolución vehicular gestionada por la vía diplomática y que serán devueltos a los representantes diplomáticos de varios países, al amparo de la Convención Internacional de Asistencia Penal.

Más de un millar de vehículos robados en al menos cinco países fronterizos con Bolivia fueron incautados por la Dirección de Prevención del Robo de Vehículos (Diprove) de la Policía boliviana y el Servicio Nacional de Aduanas en el marco de la Ley de Regulación y Saneamiento de Vehículos Indocumentados de 2011.

Según datos oficiales, suman 550 autos robados en Chile; otros 500 en Brasil, y una cifra menor, sin precisar, en los casos de Argentina, Paraguay y Perú.

Alurralde señaló que Argentina, Paraguay y Perú declinaron de momento la devolución porque no se han saneado las condiciones para iniciar los procesos.