La Paz. El número de muertos y heridos en la interdicción policial se ha logrado reducir considerablemente desde el año 2004.

Entre el año 2000 al 2003 hubo 40 muertos y 550 heridos producto del enfrentamiento de las fuerzas policiales con productores de la hoja de coca, siendo el año 2002 la gestión más violenta con 214 personas heridas y al menos 10 muertos, según las estadísticas del Viceministerio de Defensa Social.

Entre 2004 a 2010 se registran tres muertos (dos el 2006 y uno el 2007) y un solo herido, el sargento Marcelo Lecoña, quien perdió el ojo izquierdo el 1 de diciembre en una emboscada de productores de coca ilegal en Palos Blancos.

El gobierno de Evo Morales impulsó su política de racionalización (autocontrol social y destrucción negociado de cultivos) cambiando la política de erradicación, donde las fuerzas de tarea conjunta desmontaban los cocales de forma violenta.