La Décima División de Ejército, acantonada en el departamento de Potosí, en el marco de la Ley de Fronteras dispuesto por el gobierno, masificará su presencia militar en el territorio fronterizo con Chile y Argentina para contribuir al desarrollo regional, además de cuidar las fronteras frente a la actividad creciente del narcotráfico y el contrabando.

El coronel Luis Morales Reynolds, comandante de la Décima División, dijo que la instalación de los puestos militares en la extensa zona fronteriza con Argentina y Chile tiene el objetivo de apoyar a las autoridades en salud, educación y seguridad alimentaria.

Señaló que el Ejército acompañará los programas de apoyo a los más necesitados, pero también la protección de los recursos naturales del país, así como la lucha frontal contra el contrabando y el narcotráfico.

Indicó que se prepara un convenio marco con la gobernación, cuya finalidad será la de implementar más puestos militares en las fronteras, capaces de permanecer un periodo de tiempo prolongado de acompañamiento y resguardo de la soberanía nacional.

El gobernador de Potosí, Félix Gonzales, por su parte, indicó que la Gobernación brindará todo el apoyo al Ejército para consolidar una mayor presencia en la frontera y sentar soberanía en zonas desérticas con Chile y Argentina, reportó el portal de radio Fides.