La Paz. El gobierno de Bolivia confirmó hoy la ampliación de su campaña de difusión de la demanda marítima contra Chile radicada en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya con la distribución de textos del mar a los turistas en todos los puestos fronterizos, aeropuertos y terminales terrestres.

El director de la Dirección Estratégica de Reivindicación Marítima (Diremar), Emerson Calderón, precisó a Xinhua que la campaña de información de los argumentos de la demanda marítima no sólo debe ser para los bolivianos y gobiernos de otros países, sino para los extranjeros que visitan el país andino amazónico.

La Diremar elaboró de un importante stock de textos denominado "Libro del Mar" para que funcionarios de la institución se encarguen de entregar a los turistas en frontera y en las terminales aéreas el texto que resume la argumentación histórica y jurídica para exigir la salida soberana al Océano Pacífico.

La movilización forma parte de la campaña comunicacional boliviana a nivel nacional e internacional sobre la demanda marítima.

Explicó que además del Libro del Mar se está distribuyendo textos elaborados por Diremar denominados 'Compromisos y Obligaciones de Chile' y 'Yo quiero un mar azul para Bolivia'.

La entrega de los libros es gratuita, que a su juicio, tuvo una buena receptividad del turista.

Bolivia promueve una campaña internacional para explicar los argumentos que le llevaron a demandar a Chile ante la Corte CIJ para que cumpla con sus compromisos históricos de diálogo para atender la demanda de una salida soberana al Pacífico.

El presidente Evo Morales exhortó en varias oportunidades a sus autoridades, empresarios, exportadores, importadores y a todos los bolivianos a movilizare para conversar y explicar el contenido del Libro del Mar que el gobierno boliviano difunde.

El gobierno de Morales encargó al ex presidente Carlos Mesa la responsabilidad de explicar a la comunidad internacional los argumentos jurídicos e históricos de la demanda y desvirtuar la posición chilena de que Bolivia pretende la modificación del Tratado de 1904, que definió los límites tras la invasión chilena y posterior Guerra del Pacífico.

Ambos Estados asistieron desde el 4 al 8 de mayo a las audiencias orales en La Haya para defender posiciones sobre el recurso chileno para que la CIJ se declare incompetente de conocer la causa jurídica boliviana.

Bolivia presentó en abril de 2013 una demanda ante la CIJ. Chile respondió con la incompetencia de la Corte sobre la base de que el tema marítimo fue resuelto con la firma y vigencia del Tratado de 1904.

Con la demanda presentada en 2013 ante al CIJ, el gobierno boliviano busca un fallo que obligue a Chile a negociar de buena fe y en firme su centenario reclamo de una restitución del acceso soberano al Pacífico.

Bolivia perdió 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros cuadrados de superficie en la llamada Guerra del Pacífico, librada con Chile a fines del siglo XIX, que también declaró la contienda a Perú.

Los dos países no tienen relaciones diplomáticas desde 1962, salvo un paréntesis de 1975 a 1978, por la falta de solución al reclamo marítimo boliviano, si bien mantienen consulados generales en La Paz y Santiago.