La Paz, Andina. Bolivia espera una comunicación oficial del gobierno de Chile para reiniciar el diálogo que se inició el año 2006 con el fin de buscar soluciones a sus problemas pendientes, dijo este domingo el canciller altiplánico, David Choquehuanca.

Afirmó que después de la 41º asamblea de la OEA, celebrada recientemente en El Salvador, tomó conocimiento de declaraciones de su homólogo chileno, Alfredo Moreno, en sentido de que el diálogo bilateral proseguirá en el marco de la agenda de 13 puntos y una comisión mixta de Consultas Políticas.

En la agenda fue incluida por primera vez la reivindicación marítima de Bolivia que es reclamada desde 1879 en diversos foros internacionales, una vez que la mediterraneidad afecta al desarrollo nacional.

La comisión mixta boliviano-chilena ha programado reunirse por lo menos dos veces al año para evaluar los avances del diálogo y la solución de los problemas pendientes.

"Esas reuniones han sido suspendidas unilateralmente por el gobierno de Chile en noviembre del año pasado, por lo que Bolivia está a la espera de una comunicación oficial para reiniciar los encuentros fijando el lugar y la fecha", indicó Choquehuanca citado por la agencia ABI.

En la asamblea de la OEA, el ministro boliviano emplazó a Chile a dar una respuesta por escrito sobre la reivindicación marítima que sea factible y útil para un acuerdo duradero entre las dos naciones.

Recalcó que la agenda de 13 puntos elaborada por los gobiernos de La Paz y de Santiago incluye, además del tema marítimo, otros como los del comercio, compromisos internacionales como el desminado en zonas fronterizas, por lo que es necesario seguir trabajando.

Durante el acto central de recordación de los 132 años de la mediterraneidad boliviana, el 23 de marzo pasado, el presidente Evo Morales afirmó que, sin dejar de lado el diálogo con Chile, Bolivia recurrirá a tribunales internacionales de justicia con el fin de avanzar en la solución del problema marítimo.

Poco antes, las autoridades habían pedido una respuesta sobre los avances logrados destinados a la solución de la mediterraneidad boliviana a fin de que Bolivia pueda contar con un acceso soberano y útil al Pacífico.