La Paz. Bolivia espera que la decisión de acudir a tribunales internacionales para tratar su demanda de soberanía marítima no afecte el diálogo con Chile, afirmó este jueves el canciller boliviano, David Choquehuanca.

A un día en que el presidente Evo Morales dijera que las negociaciones con Chile sobre el mar no tuvieron resultados por lo que decidió acudir a organismos internacionales, Choquehuanca justificó la decisión asegurando que su país no puede esperar "otros 132 años (tiempo de Bolivia no tiene mar)".

"Confiamos en el diálogo con Chile, por eso el mensaje del presidente Evo Morales dijo que Bolivia nunca cerrará las puertas del diálogo y que siempre estarán abiertas. Tenemos que explorar otras alternativas porque tenemos el derecho de decidir caminos que nos lleven a un acceso soberano al mar", dijo.

Choquehuanca informó también que ya se esta pensando en la contratación de profesionales expertos en el área de relaciones exteriores para que dirijan la nueva oficina de "reivindicación marítima" que según Morales se crearía en los siguientes días y se ocuparía de las oficios ante las cortes.

Bolivia y Chile han dialogado sobre una agenda de 13 puntos que incluye el tema marítimo. Dicho tratamiento, según han manifestado sectores opositores al gobierno de Morales, estaría en riesgo.

El canciller dijo que se han dado muchos avances en lo que refiere a esa agenda, por lo que nunca se "perdió el tiempo".