La Paz, Xinhua. El presidente de Bolivia, Evo Morales, cerrará 2012 con una aprobación del 55%, según una encuesta publicada este miércoles por la empresa privada Apoyo, Opinión y Mercado (Ipsos).

La muestra de Ipsos fue levantada este diciembre en las principales ciudades de Bolivia, como La Paz, Cochabamba, Santa Cruz y El Alto.

De acuerdo con los resultados de la encuesta, El Alto aprobó la gestión de Morales con un 72%; La Paz, 55%; Cochabamba, 56% y Santa Cruz con 45%.

Sin embargo, la encuesta de Ipsos muestra que Morales registró un promedio de 32% de desaprobación.

De ésta, la ciudad de El Alto dio un 20% de desaprobación; La Paz, 28%; Cochabamba, 41% y Santa Cruz 38%.

La encuesta se realizó con una base real de 1.062 personas entre varones y mujeres de varias edades y nivel socioeconómico.

Evo Morales es el 84 presidente de Bolivia y el primero del Estado Plurinacional.

En las elecciones de diciembre de 2005, Morales obtuvo el 53,7% de los votos, lo que le permitió acceder a la presidencia de Bolivia, cargo que asumió el 22 de enero de 2006.

Un referéndum revocatorio del 10 de agosto de 2008 lo volvió a ratificar como mandatario tras obtener el 67,7% de los votos válidos en su favor, la más alta que jamás haya recibido un gobernante boliviano.

Luego de cumplir su primer mandato, el 6 de diciembre del 2009, Morales ganó la reelección con 64% de los votos válidos y asumió el cargo el 22 de enero de 2010.

La encuesta también registra que la gestión del vicepresidente Alvaro García Linera tuvo una aprobación de 50% y la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) un 33%, esta última con una desaprobación de 40%.

La consulta de la empresa privada expresa que el trabajo del Organo Judicial fue aprobado con un 28% y desaprobado con un 48%.

En el caso de las gobernaciones, en el presente año, el gobernador Cesar Cocarico (La Paz) tuvo una aprobación del 33% y una desaprobación del 42%; Edmundo Novillo (Cochabamba) con una aprobación del 46% y Rubén Costas (Santa Cruz) un 68% de aprobación y un 22% de desaprobación.