El ex prefecto de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, informó que solicitó asilo político a Estados Unidos y que demandó a la Policía Internacional (Interpol) retirar y dejar sin efecto la orden de captura internacional en su contra.

“No he venido (al país del norte) de paseo, me acojo a la protección de un país mostrando que realmente soy un perseguido político”, aseguró la exautoridad a la cadena televisiva CNN.

Reyes Villa, el 29 de junio, negó que haya solicitado asilo al Gobierno estadounidense, empero, ayer afirmó que “eso está en proceso”, cuando la periodista le consultó ¿qué respuesta le han dado las autoridades estadounidenses respecto a ese pedido de asilo?

El ex alcalde y ex prefecto de Cochabamba tiene al menos 11 procesos judiciales en Bolivia.

La Interpol ordenó la captura del acusado a pedido del hoy ex juez Ever Veizaga, quien, sin embargo, aclaró que no pidió una captura internacional. El ex juez se desempeña hoy como vocal del Distrito de Justicia de Cochabamba.

“Es totalmente ilegal el hecho de que mi nombre esté en esa lista de buscados. Realmente, yo no he cometido ningún delito”, afirmó y agregó que impugnó la orden emitida por la Interpol.

Hasta la noche de este miércoles, la orden de captura permanecía en la página web de la Policía internacional.

“Hemos impugnado esto y se ha comunicado a la Interpol que se trata de un tema político y, de acuerdo con los estatutos de la Interpol, los temas políticos no debieran ser causa de captura”.

Reyes Villa abandonó Bolivia poco después de las elecciones generales de diciembre del 2009. El gobierno de Evo Morales dejó el caso a la justicia, mientras el oficialismo, entre ellos el diputado Edwin Tupa, desafió a Reyes Villa a demostrar su inocencia.