Palacio Quemado fue el escenario del inédito encuentro que tuvo como eje de diálogo la decisión de recurrir a instancias internacionales para resolver el diferendo marítimo que se arrastra desde hace 132 años. Las ex autoridades llegaron por separado e ingresaron directamente hasta un salón en el primer piso del Palacio.

Pasadas las 19:30 de este lunes, Morales, Carlos Mesa, Jorge Quiroga, Eduardo Rodríguez, Jaime Paz y Guido Vildoso salieron del salón y bajaron las escalinatas principales hasta ubicarse al pie del hall, desde donde informaron sobre algunos detalles de la cita.

“Ex presidentes, decirles muchas gracias, muchísimas gracias por orientarme, lo digo con mucha sinceridad, no tengo nada que ocultar, esta tarde aprendí bastante sobre las grandes experiencias y sus reflexiones por esta aspiración del pueblo boliviano", destacó Morales, para minutos después dejar a sus invitados y retornar a su oficina.

Paz fue encomendado para expresar la posición de sus colegas. Calificó de positivo el encuentro e informó que serán parte activa del diseño de la política orientada a recuperar una salida al Pacífico con soberanía.

“El propio Presidente nos pidió que conformáramos una especie de Consejo Consultivo para que junto con la Dirección de Estrategia Marítima y en conexión con él (Morales) y el propio Canciller podamos trabajar para los objetivos planteados por el Gobierno y el Presidente. Nosotros hemos aceptado participar”, afirmó.

Reserva. El 23 de marzo, Día del Mar, el gobierno anunció el giro en pos de la reivindicación nacional. En este objetivo, se creó y formó la Dirección de Estrategia Marítima, bajo la conducción del ex ministro Rubén Saavedra, y el Consejo Nacional Marítimo, con tuición presidencial.

“Hemos podido dar cada uno la opinión de lo que nos parecía importante. Sin lugar a dudas que los contenidos fundamentales han sido dichos en la intimidad de la oficina presidencial y son parte de una estrategia que se va a llevar hacia adelante”, explicó y evitó dar mayores detalles.

No obstante, consideró que el inédito encuentro también es un paso hacia la consolidación de la democracia porque nos muestra ante el mundo como un “país más sólido, más coherente”. Añadió que la decisión de apelar a instancias internacionales debe estar respaldada con actitudes que eviten la agresividad.

"Si vamos a ir a pedir justicia afuera, también tenemos que demostrar que podemos hacer justicia en nuestro país", reflexionó, sin hacer referencia a un aspecto en particular.

La Asamblea Legislativa analiza el pedido de autorización de juicios contra Mesa y Quiroga por la puesta en vigencia de contratos petroleros sin autorización legislativa. Rodríguez, por su parte, tiene un proceso por el caso de los misiles chinos.

Tras la conferencia y en puertas del Palacio, Quiroga manifestó que los bolivianos deben unirse en torno a la política marítima. "Hemos hecho muchas sugerencias y recomendaciones luego de haber escuchado la línea que está adoptando el Gobierno, además que nos pidió formar un Consejo Consultivo ad honorem para que sigamos contribuyendo de la forma y manera que vea por conveniente, porque al final será el Gobierno el que lo ejecute", sostuvo.

Mesa, mientras tanto, indicó que ésta es una señal al mundo. “Yo me siento muy satisfecho de que Bolivia pueda demostrarle al mundo que somos un país serio, con políticas de Estado", declaró a los periodistas.
Morales calificó de inédito el encuentro y destacó que es una responsabilidad histórica.

Pide a Perú mantener decisión. El ex mandatario Jorge Quiroga pidió a los candidatos en segunda vuelta a la presidencia del Perú, Ollanta Humala y Keiko Fujimori, respetar el compromiso del mandatario Alan García de que Perú no será un obstáculo en la solución de una salida al mar para Bolivia. 

“A los candidatos Humala y Fujimori les pido como boliviano mantengan algo que es esencial: la posición del presidente Alan García, de viabilizar cualquier arreglo al que Bolivia pueda llegar (con Chile). Costó mucho levantar ese candado de Perú, el presidente García dio ese paso”, recordó.

Chile declina comentar. El subsecretario chileno de Relaciones Exteriores, Fernando Schmidt, ratificó este lunes la posición histórica de su país frente a la demanda marítima de Bolivia, y declinó referirse a la reunión convocada por el presidente Evo Morales con ex mandatarios sobre este tema.

La posición chilena "es muy clara y está contenida en una serie de instrumentos que nosotros hemos emitido a lo largo de la historia y han sido muy claros en ese sentido", declaró a periodistas, reportó EFE desde San Salvador.

El funcionario, quien el lunes visitó El Salvador, donde participó en el simposio "Desafíos para la Aplicación de la Carta Democrática Interamericana en el Hemisferio", organizado por la Cancillería salvadoreña, señaló que la postura de su país ha sido confirmada últimamente por el presidente chileno, Sebastián Piñera. "Sobre la reunión en sí misma no tenemos nada que comentar", añadió, al aludir al encuentro de Morales con ex gobernantes.

Gueiler mandó su opinión. La ex presidenta Lydia Gueiler Tejada envió una misiva al mandatario Evo Morales en la que justifica los motivos por los que no pudo asistir este lunes a la reunión de diseño de la nueva estrategia marítima.

El nieto, Luis Eduardo Siles, fue el encargado de dejar la carta de excusa a la Presidencia. “(Gueiler) explica que por su estado de salud, el cual no le permite desplazarse, no asistirá a la reunión de hoy (ayer) con los ex mandatarios”, dijo.

Resaltó que la ex gobernante apoya un diálogo multilateral para lograr la soberanía marítima. “Confío en que los resultados de ese encuentro, así como la estrategia que emerja de esa consulta, coadyuven a lograr que este anhelo patrio (...) se realice en las mejores condiciones posibles”, dice parte de la misiva de Gueiler a Morales.

El Mandatario se reunió con los ex presidentes Carlos Mesa, Eduardo Rodríguez, Jaime Paz Zamora, Jorge Quiroga y Guido Vildoso. En la cita explicó la estrategia marítima.