El presidente Evo Morales advirtió que el financiamiento para la carretera por el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) está en riesgo, pero insistió en que la suerte de la obra está en manos indígenas.

Morales visitó anoche a los marchistas del Consejo Indígena del Sur (Conisur), albergados en el coliseo cerrado Julio Borelli.

En la reunión el mandatario escuchó sus demandas de construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos por su territorio y recordó que el gobierno garantizó los recursos para esta obra de infraestructura vial.

La carretera costará US$415 millones; de los cuales US$332 millones provienen de un crédito del Brasil.

La empresa OAS construye los tramos I y III, mientras que el II (que pasaba por medio del parque) está paralizado a partir de la promulgación de la ley corta que vetó la construcción de la ruta por el Tipnis, declarada zona intangible.

"La plata todavía está, aunque en riesgo, pero la plata está todavía para construir ese camino. Ustedes con sus dirigentes tienen que ponerse de acuerdo para la construcción de la carretera por el parque Isiboro Sécure", insistió.

La marcha del Conisur exige anular la ley corta, aprobada como consecuencia de la movilización liderada por la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente Boliviano (Cidob), entre agosto y octubre de 2011.

Morales planteó este lunes un acuerdo entre ambos sectores para zanjar el conflicto derivado de la carretera.

Plazo. Este jueves vence el plazo que los marchistas que llegaron este lunes dieron a la Cidob para instalar el diálogo.

El dirigente de la primera marcha, Fernando Vargas, aseguró que no atenderán el pedido y delegó al gobierno la resolución del problema en la medida  que ellos alentaron la movilización.

Una comisión liderada por el dirigente del Conisur Gumercindo Pradel visitó este miércoles las representaciones de las organizaciones de Estados Americanos (OEA), Naciones Unidas (ONU), de la Unión Europea (UE) y del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para dejar sentada su demanda, principalmente la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos por el Tipnis, y la renuencia de sus dirigentes nacionales a instalar el diálogo.

El representante de la OEA, Enrique Reina, informó que no emitirán ningún pronunciamiento sobre el pedido del Conisur en torno a la construcción de la carretera. Este jueves, los indígenas sostendrán una reunión con el Defensor.

En el oficialismo, legisladores como Adolfo Mendoza plantearon este martes aprobar una ley para encaminar una consulta que defina la suerte de la obra vial, aunque también ponen en debate la revisión de la ley corta. 

El dirigente indígena Slin Gil Rojas informó que perfilan redactar una ley corta para anular la intangibilidad del Tipnis y dar paso a la construcción de la vía por el parque.

El integrante de la comisión de indígenas, Gumercindo Pradel, evitó dar mayores detalles, empero señaló que "si no se puede anular la ley corta vamos a pedir otra ley similar que nos garantice trabajar dentro el Tipnis".

Morales, además de recordar que el gobierno y el Legislativo fueron obligados a aprobar la ley que exigía la Cidob, expresó que la incorporación del término intangible afecta a los habitantes del territorio indígena porque impedirá que realicen actividades.

"Ojalá ustedes, con sus dirigentes (como Vargas) se pongan de acuerdo sobre el tema de la construcción del camino", acotó.

La dirigencia del Conisur también sostuvo reuniones este martes con las presidentas de Diputados, Rebeca Delgado, y del Senado, Gabriela Montaña.

Ambas autoridades coincidieron en señalar que esperan una posición indígena conjunta para tomar decisiones.

La Cidob y el Conisur están declarados en vigilia para movilizarse en defensa de sus demandas. Morales informó que este jueves que sostendrá una reunión con su bancada para tratar la demanda de la carretera.

Reuniones.  El presidente Evo Morales instruyó al gabinete ministerial atender las demandas del Consejo de Indígenas del Sur en cuanto a salud, educación, identificación personal y proyectos productivos.

Los dirigentes indígenas sostendrán a partir de este jueves reuniones con los ministros para priorizar la ejecución de obras.

"No se irán con las manos vacías, se van a ir con muchos acuerdos (...) Su sacrificio no va a ser en vano", aseguró el mandatario a los indígenas.

Sin embargo, no mencionó las obras que ejecutarán, pero aseguró que serán realizadas a partir de marzo, una vez que pase la época de lluvias.

Morales, por segunda vez en dos días, recibió durante la mañana de este miércoles a una comisión de indígenas, liderada por Gumercindo Pradel.

"En lo concerniente a las demandas en tema de salud,  de educación e identificación, de producción y otras demandas que tienen, esta mañana (miércoles) acordamos con los dirigentes que desde hoy realizarán un trabajo con cada ministro", informó.

La marcha del Conisur no sólo demanda atención en áreas sociales, sino también la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos por el Tipnis.