La Paz. Un recurso de reconsideración presentado por los diputados de la oposición frenó este lunes la promulgación de la Ley Transitoria para el Funcionamiento de Entidades Territoriales Autónomas en Bolivia.

El vicepresidente de la Cámara de Diputados, Víctor Hugo Zamora, señaló que “algunos diputados de la oposición han hecho uso de un recurso de reconsideración para poder revisar y reconsiderar la Ley Transitoria de Autonomías y lo que corresponde es que se vuelva a convocar a una sesión de la Cámara de Diputados, exclusivamente, para el tratamiento de esa ley y, en tanto no ocurra eso no se la puede promulgar”, informó ABI.

Agregó que “una vez que se plantea la reconsideración y no existe la aceptación por parte de los dos tercios de los asambleístas de la Cámara de Diputados ya tiene un candado para posibilitar una nueva reconsideración y dejar cerrado el debate”.

Por esta situación, a última hora la presidencia boliviana debió suspender el acto de promulgación de la Ley Transitoria a las Autonomías, que estaría encabezada por el presidente Evo Morales.

La Ley Transitoria para el Funcionamiento de las Entidades Territoriales Autónomas establece la suspensión temporal de los gobernadores cuando tengan acusaciones formales en materia penal, norma que podría afectar a los gobernadores de oposición de Beni, Santa Cruz y Tarija

Ante la inminencia de su promulgación, en las tres provincias se anunció que se masificarán y radicalizarán movilizaciones en rechazo a la medida.

En el caso de Beni está programado para este lunes un paro cívico y este martes se efectuará una marcha, afirmó La Razón.

En Tarija, los cívicos publicaron este domingo un llamado al desacato. “Nadie está obligado a cumplir una ley que esté en contra de la Constitución”, dijeron.

Por su parte, el asambleísta por Santa Cruz, Javier Limpias, planteó la articulación de la oposición regional para hacer frente a la ley transitoria.

Por su parte, el portavoz Oficial de la Presidencia boliviana, Iván Canela, defendió la ley, afirmando que con ella “la autonomía cobrará mayor fuerza y sus operadores regionales, como serán los Gobernadores, no solamente cobrarán una mayor fuerza política, sino legal y moral".

Para Canela las medidas de presión son injustificadas y "están condenadas al fracaso porque no se sustentan en argumentos reales, legales ni mucho menos morales".