La televisora Unitel reveló este imágenes en las que se observa a Villegas en medio de uniformados que participaron de la acción policial el domingo 25 de septiembre en Yucumo, Beni, durante la cual golpearon, amordazaron y maniataron con cinta adhesiva a marchistas.

“La autoridad correspondiente va a dar una conferencia de prensa más tarde”, respondió en tres oportunidades el funcionario del ministerio de Gobierno ante la insistencia del periodista sobre informes de los eventuales heridos. Esta es la primera vez que se muestran imágenes en las que se observa a algún funcionario del gobierno en pleno operativo.

Hasta el momento sólo se contaba con información oficial de que el ex viceministro de Gobierno Marcos Farfán, en el mismo lugar de los hechos, tomó la decisión de intervenir. La información la proporcionó el ex ministro de gobierno Sacha Llorenti el 28 de septiembre, poco antes de dimitir al cargo.

Farfán afirmó el 29 de septiembre que todos sus actos como autoridad respondían a “instrucciones emanadas de la instancia superior”, y negó que haya ordenado una acción de las características que se dio.

Villegas, en las imágenes difundidas este martes, insistentemente asegura que “la autoridad va a dar una conferencia”, sin mencionar el nombre ni el lugar de la conferencia de prensa. El Director de Régimen Interior fue hombre de confianza de Llorenti. Estuvo presente en casos como el de terrorismo y la detención de jueces y fiscales vinculados con corrupción.

El periodista también logra entrevistar en el lugar de los sucesos al subcomandante de la Policía, general Óscar Muñoz. “Vamos a llevarlos a sus distritos de donde han venido. Hemos contratado vehículos y las camionetas que estamos utilizando están a su disposición”, respondió la autoridad policial cuando se le consultó sobre el destino de los detenidos.

“Creo que hay algunos oficiales de la Policía que no nos quieren; maltratan a unos (indígenas) para echarnos la culpa”. Evo Morales.

Un documento entregado a la prensa por la dirigencia de la marcha indígena revela, justamente, la planificación del operativo y la contratación de 10 buses para el traslado de los detenidos a sus lugares de origen.

El representante regional de la Defensoría del Pueblo en Santa Cruz, Hernán Cabrera, informó que la Policía tenía la orden de detener a 40 dirigentes y trasladarlos hasta La Paz.

El presidente Evo Morales y otras autoridades afirmaron reiteradamente que no hubo instrucción política para la acción policial del domingo 25, que fue cuestionada por sectores de la sociedad por la violencia usada.

Morales denunció el lunes que policías opuestos a su gobierno buscan dañar su imagen con lo que pasó en Yucumo. No mencionó nombres ni rangos, y dijo que una misión de alto nivel establecerá responsabilidades.

Chávez demanda disciplina. El ministro de Gobierno, Wilfredo Chávez, aseguró que trabajará para cambiar la imagen de la Policía, y demandó a los uniformados disciplina y respeto a los mandos superiores. Exhortó a mantener una "disciplina inquebrantable de respeto a los mandos superiores, junto a un trabajo que vele por los derechos humanos".

La posición se da en momentos en los que voceros de los uniformados amenazan con motines si se procesa a alguno de los policías que participó de la intervención a la marcha indígena en Yucumo, Beni, el domingo 25. Chávez, quien reemplazó en el cargo a Sacha Llorenti, no hizo ninguna referencia a los hechos registrados en Yucumo.

La autoridad recordó que la conservación del orden interno es el mandato central que tiene la Policía. "Para ello, pido que la disciplina sea inquebrantable. El respeto a los mandos superiores, este respeto —afirmó— debe estar combinado con la actuación vinculada a la defensa de los derechos humanos”.

El comandante de la Policía, general Jorge Santiesteban, exhortó a los uniformados a "guardar respeto, disciplina, consideración y subordinación a la investidura del nuevo Ministro de Gobierno". Es la primera vez que participó en un acto público, tras los hechos del domingo.

Chávez aseguró que "respetará y fortalecerá la institucionalidad, además de dar un apoyo sostenido al equipamiento”.

Evo dice que en grupo opositor están oficiales. Un día después de que afirmara que un grupo de policías opuestos a su gobierno busca dañar su imagen, el presidente Evo Morales fue más específico ayer y aseguró que son algunos oficiales los que están tras esta acción, mientras que en filas del MAS afirman que desconfían de la institución del orden.

“Creo que hay algunos oficiales de la Policía que no nos quieren; maltratan a unos (indígenas) para echarnos la culpa”, afirmó Morales en un acto de entrega de nueve pozos de agua en Taraco, La Paz. Un contingente de al menos 500 policías intervino con violencia la marcha indígena el domingo 25, en Yucumo, Beni. Morales afirmó este martes que no hubo instrucción política para esta acción.

El senador del Movimiento Al Socialismo (MAS) Isaac Ávalos afirmó que no hay confianza en la Policía. “No todos los policías son santos”, sostuvo y consideró que los uniformados buscan dañar la imagen del Presidente, porque “están resentidos”, ya que se les quitó los trámites de Identificación y de Licencias de Conducir.

El diputado masista Edwin Tupa dejó en manos de la comisión de alto nivel, de la que el Gobierno espera formen parte las organizaciones de Naciones Unidas y de Estados Americanos, la investigación sobre los hechos de violencia en Yucumo y el establecimiento de responsabilidades.

Mientras que la oposición, a través de las bancadas de Convergencia Nacional (CN), Alianza Social (AS) y Unidad Nacional (UN), solicitó a través de la presidencia de la Cámara de Diputados un informe oral a los ministros de Gobierno, Wilfredo Chávez, y de la Presidencia, Carlos Romero, para que den a conocer el nombre de quién instruyó la intervención.