A las 23.15 de este domingo (hora local), el ministro de Comunicación, Iván Canelas, junto al presidente de la subcentral del TIPNIS, Fernando Vargas, anunciaron que el diálogo llegó a buen puerto.

“Todos los puntos han sido resueltos. Existen plazos para que se cumplan”, explicó Vargas, quien destacó la presencia del Mandatario en el transcurso de todo el debate.

Asimismo, Canelas reforzó la declaración de Vargas. “Se resolvió la plataforma de 16 puntos”, detalló.

El diálogo empezó a las 07.15 y culminó a las 23.00. “El debate estuvo marcado por la cordialidad”, expresó Canelas. “La presencia del Presidente hizo que las discusiones no sean largas”, enfatizó Vargas anoche.

A la par del diálogo en Palacio, en la plaza Murillo existía descontento de las bases indígenas debido a que la dirigencia no informó sobre los acuerdos a los que se llegaron. El tema de la declaratoria de “intangibilidad” que el Mandatario incluyó en su propuesta de reforma a la ley corta sancionada por la Asamblea la semana pasada, generó controversia.

Debate. El sábado, el pleno de la marcha remitió al Presidente una misiva en la que rechazaba el término de “intangibilidad” para el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), a pesar de que el 6 de octubre, diputados que representan a los pueblos indígenas enviaron a la Asamblea Legislativa un anteproyecto de ley en el que reclamaban la “declaratoria de intangibilidad” del territorio, además de solicitar la anulación del proyecto carretero. En la misiva del sábado, la dirigencia de la marcha argumentó que no desean que el término se aplique de una forma “irrestricta” que “imposibilite hacer nada” en el Tipnis.

Consultado al respecto, el diputado indígena Pedro Nuni se negó a hacer comentarios sobre el asunto.

Según al acta de acuerdos entre Ejecutivo e indígenas al que tuvo acceso La Razón, en el punto dos, referido al Aguaragüe, los indígenas aclararon que “de ninguna manera se orientaban a perjudicar las iniciativas productivas del Estado y los beneficios sociales para la población”.

En su pliego de demandas, pedían la “paralización” de actividades hidrocarburíferas en esa reserva.

Entre otros puntos, el gobierno se comprometió ante los indígenas del Tipnis a expulsar todos los asentamientos ilegales que se encuentran en el territorio indígena.

Dentro de los acuerdos, se resolvió que se elaborará una ley general de consultas; “con el propósito de contribuir al desarrollo del país se realizarán las consultas de acuerdo a la Constitución Política del Estado y las normas internacionales”, dice el acta.

Tras el encuentro de ayer, que duró hasta las 23.00, la comitiva indígena se retiró de Palacio y se reunió con sus bases en la plaza Murillo para analizar los acuerdos.

Canelas anunció para hoy una fiesta en la plaza Murillo luego de la promulgación de la norma que defiende al TIPNIS. Se prevé que los indígenas retornen a sus comunidades tras 70 días de movilización. El vicepresidente Álvaro García convocó para las 16.00 a la Asamblea Legislativa para la aprobación de la norma.

Detalles del diálogo en Palacio. El dirigente del Conamaq, Rafael Quispe, informó de que el presidente Evo Morales se volvió a disculpar por la intervención policial a los marchistas indígenas. El Mandatario ratificó que él no dio la orden de la represión. “Le pedimos que se identifique a los directos responsables”, contó el dirigente.

En la plaza Murillo se instaló una pequeña fiesta mientras la dirigencia de los indígenas que marcharon por el Tipnis y el Ejecutivo resolvían las demandas. Hubo música típica del oriente boliviano. Algunos se pusieron a bailar. “Es para entrar en calor”, dijo uno de ellos.