El ministro de Economía, Luis Arce, informó que la propuesta del Gobierno a la Central Obrera Boliviana (COB) es reinstalar este domingo tres mesas de trabajo en un intento de distensionar el conflicto por el incremento a las rentas de jubilación, que cumplía una semana, y poder analizar el pliego petitorio de los trabajadores.

"Los compañeros de la Central Obrera Boliviana han planteado tres temas para poder dialogar, el tema de la Ley de Pensiones, el tema de la revisión del acta de abril, y otros puntos de la Central Obrera Boliviana. Nosotros les hemos propuesto conformar tres comisiones que podrían trabajar simultáneamente y que arrancaría, el Gobierno el domingo a las 10:00 de la mañana", indicó a los medios.

En conferencia de prensa conjunta con el ministro de Trabajo, Daniel Santalla, Arce explicó que la primera mesa de trabajo se instalaría a la cabeza del ministro de Economía, la segunda a cargo del ministro de Trabajo y la tercera a la cabeza de la ministra de Desarrollo Productivo, Teresa Morales.

Aclaró que para poder instalar esas comisiones el Gobierno condicionó a los trabajadores para que suspendan las medidas de presión que activaron hace una semana.

En contraposición, la COB puso como condición, para su asistencia, la liberación de sus dirigentes y compañeros del Magisterio Rural, que fueron detenidos en la víspera mientras realizaban un bloqueo a la altura de la Apacheta, en apoyo a los trabajadores que piden la modificación de la Ley de Pensiones.

Asimismo, el ente matriz de los trabajadores pidió la presencia del ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, con la finalidad de que pueda "garantizar los acuerdos que se firmen" entre el Gobierno y la COB, informó Santalla.

Respecto a ese pedido, anunció que atenderán los temas que están en manos del Gobierno Nacional, porque por ejemplo el tema de los detenidos está en tuición del Órgano Judicial.

Según la propuesta gubernamental el límite máximo de pensión solidaria para el sector minero sube de 3.700 (US$514) a 4.000 (US$555) bolivianos, además del incremento de la renta de jubilación de 2.600 (US$361) a 3.200 (US$444) bolivianos para otros sectores.

En contrapartida la COB demanda una jubilación de 8.000 bolivianos (US$1.111) para los trabajadores mineros y 5.000 bolivianos (US$694) para el resto de los sectores.