La Paz. A 41 días del paro médico y luego de 13 horas de negociación continua, el Gobierno y los galenos formaron este martes un preacuerdo de cinco puntos que, entre otras cosas, define que se abroguen tres decretos supremos y que se suspenda la aplicación del artículo 205 del Código de Sistema Penal hasta que se cumplan varios pasos previos en un plazo que vence en junio de 2019.

Uno de los decretos que el Ejecutivo se compromete a abrogar es el 3385, que crea la Autoridad de Fiscalización para este sector y que fue una de las principales demandas de la protesta. Los otros dos son el 3091, también referido a la Autoridad de Fiscalización, y el 3092, que autoriza la libre afiliación, la desafiliación y reafiliación gradual en el seguro social obligatorio a corto plazo.

Respecto a la otra de las demandas principales de los galenos, la abrogación del artículo 205 del Código Penal, referida a la mala práctica profesional, el preacuerdo establece que su aplicación quedará suspendida hasta que se cumplan ciertas condiciones, en un plazo que vence en junio de 2019.

La firma del preacuerdo fue anunciada en Cochabamba conferencia conjunta entre las autoridades del Gobierno, que estuvieron encabezadas por el ministro Carlos Romero, y los representantes del Colegio Médico de Bolivia conducidos por su máximo representante, Anibal Cruz.

El preacuerdo será ahora sometido a consulta a las bases de los médicos en todo el país.

El cuarto punto del preacuerdo que ahora los médicos deben poner en consulta con sus bases para la firma de un compromiso final establece que “Se abrogarán los decretos supremos 3092, 3091 y 3385 y se consensuará en comisión una nueva normativa para definir la instancia de fiscalización y regulación de la seguridad social de corto plazo sobre la base el  acta de entendimiento de fecha 12 de diciembre de 2017”.

El quinto punto, en la parte referida al artículo 205 del Código Penal, determina que “no se aplicará en tanto no se realice su análisis y revisión pertinente, no se cuente con la Ley General de Salud y se implemente el Instituto Nacional de Conciliación y Arbitraje, para lo cual se acuerda como plazo máximo hasta junio de 2019”.

El preacuerdo será ahora sometido a consulta a las bases de los médicos en todo el país y se espera una respuesta para las próximas horas, que de ser afirmativa daría paso a la firma de un acuerdo que ponga fin al prolongado paro médico.