Esa posición fue expresada en respuesta a consultas periodísticas en torno al mensaje presidencial del 23 de marzo, que tiene como antecedentes posiciones políticas chilenas que rechazan en el diálogo del mar el tema de la soberanía.

“El gobierno mantiene una estrategia de largo aliento, enmarcada en crear relaciones de confianza, y el día de hoy el de esperar una respuesta concreta de parte del gobierno de Chile”, sostuvo el vicepresidente.

En Chile, mientras tanto, crece en ámbitos políticos la expectativa por conocer la posición que adoptará Morales sobre la relación con Chile y la demanda marítima boliviana. En el gobierno chileno, según reveló La Tercera, existe el temor de que Morales utilice el tema mar “para enfrentar la caída de su popularidad”.

"El Día del Mar en Bolivia se convierte en test de relación bilateral para La Moneda”, titula un artículo de una página, en el que la periodista María José Pavez informa que “altas fuentes gubernamentales señalan que ‘ese día puede tener una significación especial’.

El senador Hernán Larraín, opinó que "Morales pasa por momentos de baja popularidad y cuando pasa eso, la tentación de Bolivia es utilizar a Chile como chivo expiatorio".

El diputado Marcelo Díaz dijo que "este 23 de marzo va a ser objeto de atención especial, porque se han dado señales de más presión de parte de Bolivia". Ambos países dialogan sobre una agenda de 13 puntos.

Esperan ver qué pasa el 23. El ex presidente de la Comisión de Política Internacional del Senado Fidel Surco (MAS) afirmó que el gobierno de Chile no tiene una respuesta sobre el pedido marítimo. Añadió que esperan el 23 de marzo para plantear una posible solución a la demanda boliviana.

“El tema marítimo no tiene hasta la fecha una respuesta, seguramente están esperando qué es lo que pasará en esa fecha (23), entonces creemos que la Casa de la Moneda debe ver este tema y enviar una propuesta favorable para Bolivia”, aseveró Surco.

El legislador culpó a “algunos” medios de comunicación de Chile de “intentar” bajar la popularidad del presidente Evo Morales. Por su parte, el jefe de bancada del MAS en el Senado, Isaac Ávalos, dijo que “el Gobierno de Bolivia luchará por una salida soberana al mar, eso es irrenunciable”, agregó.