La Paz. El presidente de Bolivia, Evo Morales, acusó a los empresarios agroindustriales de “negociar con la pobreza del pueblo boliviano” y de tratar, con esa acción, de desgastar a su gobierno vendiendo algunos productos a más bajo precio fuera de las fronteras del país.

Las declaraciones las hizo a tiempo de inaugurar la cancha de césped sintético en la zona de Pampahasi, La Paz, y entregar ese campo deportivo al Sindicato de Transportistas Simón Bolívar.

"Este año se nos presentó el tema del azúcar y quiero decirles que estamos trabajando esa falta de azúcar. Momentáneamente importaremos. Igualmente hemos tenido problemas de maíz. Entonces cuando uno se organiza, se prepara y planifica es posible resolver este tipo de problemas. Por eso hemos decidido en las áreas rurales invertir en el tema del agua con más de US$100 millones", dijo, según un reporte de la Agencia de Noticias Fides.

Morales destacó los proyectos agrícolas para evitar la falta de comida en los hogares bolivianos. Pero también dijo que el problema alimenticio no es sólo nacional, sino internacional, producto del cambio climático reflejado en la sequía y falta de producción.

"Lamentablemente algunas potencias internacionales sólo se dedican a consumir y no producir productos alimenticios (…) Bolivia no sólo puede depender del gas del petróleo o de los minerales sino también somos capaces de organizarnos para producir productos y venderlos", afirmó.

Asimismo, dijo que su gobierno está haciendo esfuerzos para subvencionar el tema de los combustibles y atender la demanda de los bolivianos.

Morales también desafió a los productores nacionales a revertir la tradicional situación de dependencia y convertir a Bolivia en un país exportador de alimentos en medio de la demanda mundial exacerbada por el cambio climático. "Este problema que se nos presentó puede convertirse en una gran oportunidad para los bolivianos y ser un país productor y no solo consumidor", dijo el mandatario, según ABI.

Morales subrayó que Bolivia no sólo puede depender de la producción de gas natural, eje y motor de sus exportaciones, además de petróleo y minerales.