“Que yo sepa (el motín policial), es una cuestión de sedición, durante los días de conflicto he pedido al Mando Policial cómo relanzar a la Policía. Creo que han quedado muy mal ante el pueblo boliviano, sus dirigentes deberían pensar seriamente por la imagen de la institución”, sostuvo.  

Los uniformados levantaron la madrugada del miércoles un motín policial de seis días en demanda, entre otros temas de mejoras salariales y la anulación de la ley de Régimen Disciplinario que suspenden a policías denunciados sin goce de haberes. El Gobierno incrementó Bs 100 al salario básico y congeló la aplicación de la norma en cuestión.  

“Parece que nuestra Policía no tiene una doctrina, si hubiera doctrina y valores, por supuesto hubiera disciplina”, afirmó el Mandatario en una conferencia de prensa en la que también aseguró que durante su gobierno mejoraron el nivel salarial de los uniformados.  

Además informó que al menos seis suboficiales sostuvieron reuniones con el Movimiento Sin Miedo (MSM) poco antes del motín de fines del mes pasado. “Una de las informaciones que tenemos es que en Potosí, suboficiales, Manrriquez, Colque, Velasquez, Gémez se reunieron con representantes del MSM de Potosi, Marcelo Quichu, el 21, 22 (de junio), es decir, podemos informar más datos cómo el MSM estaba reunidos con algunos suboficiales”, sostuvo.  

En La Paz, reveló, que un suboficial de apellido Atahuichi sostuvo reuniones con el dirigente de la marcha indígena Adolfo Chávez, el asesor de la COB, Jaime Solares, la dirigente del magisterio Vilma Plata, entre otros. Añadió que las reuniones fueron antes del motín policial que fue intentó ser aprovechado por la derecha y algunos policías para afanes golpistas.